Aumento de pecho en Granada

Aumento de senos, un cambio para sentirse a gusto

¿A qué mujer no le gusta verse y sentirse bien? La femineidad de una mujer está en su poder: vestir adecuadamente, maquillarse, peinarse y comportarse es muy importante. Pero cuando hay aspectos de nuestro cuerpo que nos generan inseguridades, siempre está la opción de una cirugía estética. El caso más común, es el de los senos.

 

Esta zona del cuerpo es considerada una parte cargada de sensualidad y asociada directamente a la belleza; de ahí que gran porcentaje de mujeres presten atención al tamaño y forma de sus mamas.

 

Aunque no necesariamente la solución es la anestesia y el bisturí, al menos una de cada diez mujeres inconforme con el tamaño de sus pechos, ha pensado en someterse a la operación.

 

No está mal considerarla, cada quien es libre de decidir qué hacer con su físico. Si incrementar el volumen te hace sentir más cómoda y lucir como quieres, entonces sigue este texto para que despejes las dudas sobre el procedimiento quirúrgico.

 

Al aumento de pechos también se le conoce como mamoplastia de aumento. Ambos se refieren al implante de mama o al injerto de grasa, técnicas aplicables por un cirujano plástico para incrementar el tamaño, modificar la textura y cambiar la forma de los senos.

 

Se logra colocando un implante de silicona, para alcanzar el cambio que desea la paciente. Ciertamente no existe un tamaño ideal o perfecto, eso dependerá de la contextura y estatura de cada mujer; además, los cánones de belleza son diferentes en cada país, pero el objetivo es que ella se sienta a gusto.

 

El procedimiento dura de una a dos horas. Se considera ambulatorio y de muy bajo riesgo, si el paciente cumple las indicaciones del médico.

La cirugía de aumento de pecho, procedimientos y técnicas

Tras una primera consulta informativa gratuita se le realiza al paciente un estudio personalizado de sus características, donde se dejará constancia de los resultados de la operación. Se realiza una serie de pruebas médicas previas y una vez estudiadas por el anestesiólogo se procede a la intervención.

 

La cirugía de aumento de pecho se lleva a cabo en quirófano hospitalario (Hospital Inmaculada y Hospital Nuestra Señora de la Salud de Granada). El paciente se quedará ingresado una noche, dándose el alta al día siguiente. La operación de aumento de pecho se realiza bajo anestesia general.

 

La cirugía de aumento de pecho se aborda con una incisión que dependiendo de la anatomía del paciente y de las características del implante a colocar, se situara en la axila, en el surco submamario o alrededor de la areola de la mama.

 

A continuación de esta pequeña cisura se procede a la colocación de la prótesis, que pueden situarse debajo del músculo pectoral o del tejido mamario, con la intención de que se acomode en la posición recomendable y se alcancen óptimos resultados. Por último, se cerrará la incisión, debido a su pequeño tamaño, lo frecuente es alcanzar una rápida curación y que la cicatriz quede casi imperceptible.

 

La intervención de aumento de pecho dura aproximadamente entre 1 y 2 horas, pero puede ser variar debido las particularidades de cada paciente.

 

Los resultados que se consiguen después de una intervención de aumento mamario suelen ser muy placenteros para el paciente. Los seguimientos personalizado constantes por el doctor cirujano plástico de Salus Medical Clinic (Miembro del SECPRE) le asegurarán que si tuviese cualquier complicación será descubierta a tiempo y solucionada.

 

El aumento de pecho en Granada es una técnica segura que realizamos con las técnicas más innovadoras y sigue un proceso completamente personalizado y la paciente tendrá un acercamiento desde el primer día al resultado final.

 

¿Qué corrige la operación?

 

Según cirujanos plásticos, las pacientes buscan aumentar al menos una talla de copa completa; normalmente de 34B a 36C. Con el paso del tiempo, la mamoplastia ha cambiado, al principio los médicos utilizaban aceite de cacahuate y cartílago de buey para llevar a cabo el procedimiento; ahora la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, siglas en inglés) aprobó los implantes de solución salina y silicona.

 

La cirugía mejora el contorno corporal de una mujer que considere sus pechos pequeños; también es ideal para equilibrar la diferencia de tamaños entre las mamas; corrige reducciones en el volumen después de un embarazo y es la técnica implementada para reconstruir un pecho luego de una mastectomía.

 

Los implantes deben cumplir normas

 

Son diferentes los tipos de implantes que se usan para el aumento de pecho, lo importante es que cumplan con las normas necesarias y que respondan a lo que busca cada cirujano. Los hay de superficie texturizada, lisa, revestidos de poliuretano, modelo Pitanguy / Rebello, forma redonda o anatómica, y de perfil bajo, alto, moderado, natural o natural con proyección. El doctor procurará hacer los cortes de manera que las cicatrices queden lo más ocultas posible, pues son permanentes; sin embargo, después del año estas podrían desvanecerse.

Complicaciones del aumento de pecho

Tras la operación, es probable experimentar dolor o algún síntoma cutáneo, pero no te preocupes porque estos desaparecerán. Es normal que tu doctor indique el uso de un brasier especial durante algunos meses, como parte del tratamiento postoperatorio para remodelar las mamas.

 

Los resultados suelen ser muy buenos, siempre que el médico a cargo esté calificado. Aparte del cambio físico, los efectos se perciben en la seguridad que brinda a una mujer segura de su cuerpo.

 

Como todo procedimiento quirúrgico existen complicaciones. Estas son las principales:

  • Rechazo a los implantes. También es posible que se rompa la prótesis y se forme una cicatriz alrededor; actualmente es un riesgo muy bajo, debido al uso de implantes hechos con alta tecnología.
  • Encapsulamiento excesivo. Es otro de los inconvenientes. Aunque la probabilidad de que ocurra es muy reducida, pasa cuando el tejido que rodea el implante mamario se encoge y vuelve duro, causando dolor y modificando el aspecto natural del pecho.
  • Infección. Es una complicación que se evidencia días después de la intervención. La fiebre e inflamación son tratados con antibióticos y muy pocas veces hay que sacar la prótesis para erradicar la infección.
  • Otros problemas. Manchas en la piel, rotura del implante o desplazamiento de este, asimetría, trastornos de la sensibilidad, hemorragia, reacción alérgica a la anestesia y una mala cicatrización, son otras de las complicaciones ligadas a un aumento de pecho.

¿Cómo es el postoperatorio?

Una cirugía de aumento de senos amerita un reposo adecuado, a fin de que el cuerpo se reponga de la “agresión al disecar la mama” para colocar la prótesis. Pese a que es una intervención controlada, los tejidos son sometidos a estrés y requieren descansar.

 

Durante el postoperatorio la paciente no debería realizar movimientos bruscos, tampoco alzar peso y mucho menos forzar la extensión de los brazos, de manera que baje la inflamación y la recuperación se agilice.

 

No se trata de pasar todo el día en una cama; es posible levantarse, pero no hay que abusar del esfuerzo físico para cicatrizar rápido y que no se acumule líquido en la mama. Esto último es fundamental, ya que de ser así, podría cambiar la forma del pecho. Incumplir con el reposo incidiría en la rotación de las prótesis, incluso generaría un sangrado.

 

Factores que afectan la cicatrización

 

Especialistas sugieren aplicar compresión para que no se produzca algún movimiento que perjudique la recuperación. Lo ideal en estos casos son los sujetadores y bandas mamarias.

 

Así el implante se mantendrá en su lugar mientras cicatrizan los tejidos. Cuando la paciente no usa el sostén indicado o decide dejar de ponérselo, antes del tiempo recomendado por el doctor, los resultados podrían afectarse.

 

Si bien el médico ejecutará sus técnicas para que la cicatriz sea lo más discreta posible, existen factores que la hacen notar más o menos; estos van desde las características de los tejidos de la paciente, hasta la técnica de sutura y la tensión.

 

El sol afecta en gran medida a las pacientes recién operadas, porque la exposición a este causa manchas o pigmentación en la zona intervenida. Por ende, durante el primer año no hay que exponer las cicatrices o, en todo caso, usar protector solar.

 

Recomendaciones para mejorar más rápido

 

Durante la primera etapa del postoperatorio es necesario limpiar la herida con antisépticos y prevenir la deshidratación a través de la oclusión con vendajes. Posteriormente puede untarse geles o parches de aceites hidratantes o silicona, para que no se formen queloides.

 

Al estar la mama más estirada, tanto por el tamaño del implante como por la hinchazón, es probable que se genere resequedad, irritación o picazón. Si es así, hay que hidratar la piel.

 

Los médicos recomiendan que los primeros días, después de la intervención, se duerma con la cabecera de la cama levemente incorporada a esta, para bajar la inflamación que se produce en la zona torácica.

 

Si no se puede mover la cabecera, entonces hay que usar cojines o sábanas dobladas, para generar un poco de inclinación. Es importante acostarse boca arriba y no apoyarse sobre el pecho.

 

Evita riesgos

 

Existen tratamientos fisioterapéuticos para volver a la rutina lo antes posible; son aplicables con drenaje linfático manual, especial para disminuir las molestias y bajar la inflamación.

 

Cuando estamos acostumbradas a hacer deporte, cualquiera que sea la disciplina, hay que respetar el lapso de recuperación tras una operación, de forma que no corramos el riesgo de afectar las prótesis.

 

La paciente no debe faltar a sus consultas de revisión, pues solo en estas sabrá si el postoperatorio avanza con normalidad; de lo contrario, el cirujano le colocará el tratamiento pertinente ante alguna complicación.

 

De hecho, la mujer con implantes tiene que cumplir con una revisión anual para verificar el estado de las prótesis. Pero para saber si se rompieron, hubo contracturas capsulares o se formaron seromas, es necesario realizarse una ecografía.

Ventajas e inconvenientes del aumento de senos

Ventajas del cambio

Si algo debes tener claro, es que un aumento de pecho tiene como ventajas que quizás te haga sentir mejor, más confiada y eliminará un complejo; pero no es garantía de que cambiará tu vida.

 

Las mujeres que piensan en someterse a esta cirugía, tienen que estar tanto en buenas condiciones físicas como psicológicas.

 

Es normal que el médico en una primera consulta indague en los motivos por los cuales deseas operarte, aclare las dudas que tengas y te ofrezca un periodo para pensar si realmente es lo que quieres hacer.

 

Es el mismo doctor quien te presenta una serie de ventajas que percibirías aumentando el tamaño de tus pechos, de estas destacan:

  • Mejor apariencia del pecho: Al ser una cirugía estética, te proporcionará un aspecto físico más atractivo, siendo la propia paciente quien escoja la forma y el tamaño que ansía. Al mismo tiempo, la operación corrige un pecho muy plano, ofrece mejor apariencia tras el embarazo o pérdida de peso, acomoda el desequilibro entre ambos senos y los reconstruye luego de una mastectomía producto de un accidente o sufrir cáncer de mama.
  • Cambia la figura por una más armónica: Uno de los argumentos de las mujeres para operarse los senos, es que quieren tenerlos de mayor tamaño para armonizar con el resto del cuerpo. Buscan una figura proporcionada y la consiguen dejando que el cirujano plástico las guíe; ellos junto con un asesor de imagen darían con el resultado adecuado.
  • Es una dosis de autoestima: Como ya se ha mencionado, si cambiar la apariencia de los senos nos brindará confianza y eliminará complejos, entonces estamos consumiendo una cápsula de autoestima.
  • Nos vemos más joven: Este punto está ligado a la transformación que buscamos y que hará sentirnos mejor físicamente. Un pecho más erguido y firme hacen que la mujer se vea además de joven, atractiva, lo que aprovecha para vestir ropa ajustada a su figura y que antes no se atrevía a lucir.

 

Los inconvenientes para la paciente

En cuanto a los inconvenientes, el aumento de pechos no es una cirugía para cualquiera. Además de las condiciones físicas, el aspecto psicológico es importantísimo.

Por mayores que sean los cambios en nuestro cuerpo, si nuestra mente atraviesa alguna crisis emocional, difícilmente nos sentiremos mejor.

La intervención no es recomendada para damas con la autoestima baja o inestabilidad psicológica por problemas como dismorfofobia o trastorno por algún defecto, depresión y trastornos alimentarios. En caso de estas situaciones, lo correcto es buscar ayuda de un especialista.

Preguntas frecuentes del aumento de pecho

Si estás considerando realizarte una operación de aumento de pecho en Granada, en nuestra clínica Salus Medical Clinic contamos con cirujanos plásticos y médicos certificados.

 

Desde tu primera consulta no te quedes con dudas guardadas, por más tonta que parezca la pregunta. Esta es la única manera de entrar a un quirófano 100% seguras de que estamos en las mejores manos y sabremos a lo que nos enfrentaremos antes, durante y después de la intervención.

 

Conoce a continuación cuáles son las respuestas a las preguntas más frecuentes antes de la cirugía de aumento de pecho.

 

¿A qué edad puedo operarme?

Lo ideal es haber terminado el desarrollo físico y eso varía entre las mujeres: para algunas es a los 18 años, en otras sucede a los 21, pero hay casos en que a los 15 están completamente formadas. Se entiende que el desarrollo terminó cuando deja de cambiar en dos años la talla de pie y la estatura. Aparte de la edad, los médicos evalúan la madurez psicológica de la paciente.

 

¿Las prótesis son para siempre?

No todos los implantes deben cambiarse con el tiempo, eso depende del tipo utilizado.

 

¿Qué exámenes debo realizarme?

Hematología completa, para determinar los tiempos de coagulación, y los niveles de azúcar para evaluar cómo sería el proceso de cicatrización o evitar infecciones.

 

¿Podré dar pecho?

Sí y, de paso, la silicona no se mezcla con la leche. La cirugía no afecta la glándula mamaria y la paciente puede lactar con normalidad.

 

¿Afecta la sensibilidad?

La operación no afecta la sensibilidad del pezón.

 

¿Qué pasa si se rompe un implante?

Si la prótesis es de gel cohesivo tipo III, no habría silicona libre en el cuerpo. Con los tipo I y II, que son de menor cohesividad, podría haber una fase extra capsular. Aunque no se producen enfermedades, se atascarían los vasos linfáticos y ganglios, provocando inflamación y abultamientos, ambos tratados por el médico.

 

¿Es posible detectar cáncer?

Cuando el implante está debajo del músculo, no impide el diagnóstico a través de resonancias y mamografías. Incluso, en mujeres con prótesis es más sencillo sentir algo anormal a través del autoexamen.

 

¿Cuándo puedo incorporarme a mi rutina?

La recuperación es rápida, si la paciente no comete desarreglos. De no existir complicaciones, podrá conducir a los cuatro días, en una semana o máximo diez días se reincorporaría al trabajo siempre que no sea físico. En cuanto al deporte, debe esperar mínimo un mes y, desde entonces, retomar las actividades con ciertas restricciones que no son permanentes.

 

¿Qué siento después de aumentar el tamaño de mi pecho?

La operación no tiene que ser dolorosa. Durante la primera fase del postoperatorio se sienten algunas agujetas intensas y presión en el tórax. Pero tranquila, porque este proceso de recuperación no impedirá que te levantes para bañarte, comer, caminar, etc. Al principio necesitarás un poco de ayuda para no esforzarte demasiado y que eso afecte la herida; tras los tres primeros días, tú misma hallarás la manera de dominarlos movimientos sin causarte daño. Si es algo que realmente deseas, entonces un poco de dolor será recompensado con un nuevo aspecto.

 

¿Cuál es el precio de un aumento de pecho?

El precio de un aumento de pecho en Granada depende de muchos factores. Si estás interesada contáctanos apra concertar una cita.

Los mejores procedimientos en cirugía estética

Financiación

Para que puedas realizar tu tratamiento te proporcionamos diferentes fórmulas de pagos y financiación.

Primera consulta gratuita

En Salus Medical Clinic, clínica de cirugía estética, te ofrecemos la primera consulta gratuita realizada por médicos especialistas.

958 223 310

Horario

Lunes a Viernes

10:00 a 14:00 y 16:30 a 20:30 horas

Sábados

10:30 a 13:30 horas

Domingos

Cerrado