Aumento de pecho en Granada

Índice de contenidos

Todo lo que debes saber sobre la mamoplastia de aumento de pecho en Granada

Las mamas son una zona de vital importancia en las mujeres, no solo por sus funciones fisiológicas y el carácter sexual que tienen, sino por la cualidad de hacer que una mujer luzca más atractiva. Si bien no existen estándares en cuanto al tamaño y forma, puesto que de un país a otro esto puede variar considerablemente, el estándar en este sentido es que las mujeres se sientan a gusto con el tamaño, forma y firmeza, y si no lo tiene de forma natural, siempre queda la opción de la mejoría a través de la ciencia cosmética.

 

Es por ello que el aumento del tamaño de las mamas es una de las intervenciones quirúrgicas de tipo estético, que más se practica en Salus Medical Clinic y a nivel mundial. Esta operación se llama mamoplastia de aumento, la cual consiste en colocar implantes para mejorar el volumen y forma de la mama.

 

La operación para el aumento de pecho en Granada es uno de los procedimientos quirúrgicos más seguros y en cuanto a sus beneficios para la autoestima y apariencia de las pacientes, es una decisión que vale la pena.

 

Generalmente la mamoplastia más conocida y utilizada es la de aumento, sin embargo no es la única, ya que existe una mamoplastia para reducir el tamaño de las mamas y es indicada en caso de que el tamaño de las mismas estén afectando la salud de la persona.

 

Aunque un pecho con senos grandes y firmes, son sinónimo de belleza y la cantidad de mujeres que a diario ingresan a quirófano para aumentar el tamaño de sus pechos, también hay quienes lo hacen por la razón contraria, para reducir el tamaño y volumen de los mismos, sin perder firmeza y belleza, pero ganando salud y calidad de vida. Desde clínica Salus Medical Clinic te vamos a contar en esta página todo lo que debes saber sobre la operación de aumento de pecho en Granada.

Aumento de pecho en Granada | Clínica Salus Medical Clinic
Aumento de pecho en Granada | Clínica Salus Medical Clinic

¿Qué es la mamoplastia de aumento de pecho?

Es más que un aumento de tamaño, verlo así es una forma incompleta de enfocar la intervención. La mamografía comprende un conjunto de técnicas y métodos quirúrgicos que se emplean con la finalidad de moldear, reconstruir y modelar las mamas, ya sea con la finalidad de aumentar, reducir, levantar o reconstruirlas, enmarcados siempre en la morfología natural del cuerpo y estructura física de cada paciente, procurando la armonía y proporción en su apariencia.

 

Cuando se trata de reducir el tamaño de la mama, se habla de una mamoplastia de reducción y en ella se eliminan piel, tejido graso y tejido mamario. En el caso de querer aumentar el tamaño de las mamas, se emplea la mamoplastia de aumento, para lo cual se utilizan implantes de diferentes materiales, inocuos para el cuerpo humano y así poder aumentar el volumen natural de las mamas.

 

La persona que se va a someter a esta operación debe ser sana físicamente y estable emocionalmente. Generalmente las mujeres que han perdido tono y volumen en los pechos después de un proceso de lactancia, suelen someterse a esta operación. Sin embargo, no son las únicas puesto que por ser una operación estética, son muchas las mujeres que en búsqueda del cuerpo perfecto, se someten a esta operación. También está el caso de personas transgénero, que se someten a esta intervención (previa evaluación médica y psicológica) con la finalidad de ir moldeando el cuerpo que anhelan y que naturalmente no pueden alcanzar.

 

En la lista de candidatos a someterse a una mamoplastia de aumento se encuentran:

  • Mujeres con complejos por el tamaño de sus mamas.
  • Mujeres cuyas mamas sean excesivamente pequeñas o planas.
  • Mujeres que a raíz de embarazo, lactancia o pérdida de peso considerable, han visto cambiar la forma y el tamaño de sus mamas.
  • Mujeres que padecen asimetría notable entre ambas mamas.
  • Pacientes sobrevivientes de cáncer de mama.
  • Personas transgénero que desean adoptar una figura femenina (previa evaluación psicológica)

 

Si estás evaluando la posibilidad de someterte a esta cirugía para aumentar el tamaño de tus mamas, es importante que tu cuerpo haya alcanzado el tope de su desarrollo y formación, que seas una persona emocionalmente estable y que tengas una expectativa realista con relación a esta intervención.

Planificación de la intervención quirúrgica

Desde la primera consulta con el cirujano plástico, se comienza la planificación de la intervención, en ella el especialista realizará un estudio del tamaño y la forma de las mamas, evalúa la firmeza de la piel y el estado físico del paciente.

 

En algunos casos, será necesario que se realice un estudio psicológico para evaluar la viabilidad de la operación desde ese punto, como complemento a la salud física, es importante conocer la salud mental del paciente.

 

Después de las primeras evaluaciones, el médico conversa con el candidato a someterse a esta intervención acerca del tamaño y forma que aspira alcanzar con la intervención, así como también acerca del procedimiento más conveniente.

 

Cabe destacar que este tipo de intervenciones quirúrgicas no es subvencionada por la seguridad social, por lo cual el paciente debe cubrir los costos de dicha intervención.

Técnicas quirúrgicas de la mamoplastia de aumento

Generalmente los mitos que se tejen en torno a esta operación provienen de personas sin ningún tipo de conocimiento en el tema, a continuación te presentamos la diferentes técnicas quirúrgicas aplicadas en la mamoplastia, a fin de que puedas conocer un poco más.

 

Las técnicas básicamente están definidas por la forma en la que el implante es colocado en el cuerpo:

  • Técnica de mamoplastia retromuscular: es cuando los implantes se ubican detrás del músculo. Esta técnica se emplea con mayor frecuencia cuando se van a utilizar implantes de cubierta texturizada o lisa, sin embargo es importante que la valoración se haga teniendo en cuenta más que la textura de los implantes puesto que si esta técnica se aplica en pacientes que requieren de otros métodos, los resultados de la intervención no serán satisfactorios.
  • Técnica de mamoplastia retromarario, retropectoral o subfacial: en este caso, los implantes son ubicadas en la parte posterior de la glándula mamaria y puede ser sin o con fascia muscular. Esta técnica se aplica generalmente cuando se van a emplear implantes de silicona con cobertura de poliuretano. Esta es la técnica preferida en países como Brasil.
  • Técnica de mamoplastia biplanar: en la cual se conjugan ambas técnicas previamente descritas.

 

En todo caso, las tres técnicas han demostrado que son eficaces y sus beneficios son muchos, pero es importante resaltar que esta intervención quirúrgica la debe realizar un médico especialista en cirugía estética ya que así tendrá la capacitación y experiencia que lo califica para tomar las decisiones adecuadas y aplicar la técnica que según su evaluación científica, es la más conveniente para la paciente.

 

Desmontando falsas creencias sobre la mamoplastia

Uno de los primeros mitos –y el más extendido- es que cuando el implante se ubica por delante del músculo, la persona tendrá problemas para amamantar a su bebé y esto es totalmente falso. El hecho de que se ubiquen detrás del músculo da mejores resultados, tampoco es cierto.

 

Los ecosonogramas mamarios y las mamografías tendrán mejores resultados el implante se ubica delante del músculo, otro mito falso, en la actualidad estos procedimientos se pueden hacer sin inconvenientes y los resultados serán igual de precisos.

 

Es falso que si los implantes de ubican delante del músculo, los senos se caen con mayor facilidad. Por el contrario, si se utilizan implantes de poliuretano en las pacientes adecuadas y se utiliza un implante con los volúmenes adecuados a la estructura física de la persona, de modo que quede proporcionado, a largo plazo se verán unos resultados maravillosos.

 

Vías para introducir los implantes en las pacientes

Las tres vías empleadas para introducir en el cuerpo los implantes son:

  • Vía Periareolar: Se realiza una incisión entre la aerola del pecho y la piel que lo bordea.
  • Vía Axilar: Se realiza una incisión en la zona de la axila.
  • Vía Submamaria: Se realiza una incisión en el surco ubicado debajo de la mama.

 

La vía más usada para este tipo de intervención quirúrgica es a través de la vía periareolar ya que el proceso de cicatrización favorece a ocultar cualquier marca que pudiera quedar por la sutura. Las otras vías se emplean cuando las pacientes tienen areolas cuyo tamaño es inferior a 3cm, ya que el tamaño pequeño complica la introducción del implante. Una cuarta vía es a través del abdomen, específicamente por el ombligo o cuando a la paciente la someten al mismo tiempo a una dermolipectomía o abdominoplastia.

Tipos de implantes mamarios

Los implantes (conocidos de forma errónea como prótesis) son muy variados, pudiendo diferir en cuanto a forma, proyección, cubierta y composición.

Características que diferencian los implantes mamarios

  • Forma: redonda o anatómica.
  • Cubierta: poliuretano o lisos/con textura.
  • Proyección: perfil extra alto, alto,  bajo o moderado.
  • Composición: solución fisiológica, hidrogel o gel de silicona.

 

Los que se usan con mayor frecuencia son los que están compuestos de gel se silicona en sus diferentes presentaciones: ya sea texturizado o liso, y con un perfil extra alto o uno alto. Los implantes de gel de silicona con cobertura de poliuretano son en la actualidad uno de los más empleados por los especialistas ya que presentan una menor tasa de encapsulamiento, mejor conocido como contractura capsular mamaria. Los demás tipos de implantes, se emplean para casos bien específicos y bajo recomendación del cirujano.

 

Si la técnica a emplear en la intervención es retromamaria, las pruebas científicas indican que el tipo de implantes que se debe utilizar es el que tiene cubierta de poliuretano para así disminuir el riesgo de que se presente contractura capsular. Por otro lado, cuando la técnica es retromuscular se pueden emplear implantes lisos, de poliuretano o con textura.

Implantes de silicona

La mayoría coincide en que los implantes de silicona son una de las mejores opciones en el mercado, sus beneficios son innumerables, comenzando por una tasa de menos de 1% de contractura muscular, no es necesario tocar el músculo ya que la colocación no se hace vía retromamaria, permitiendo con esto que la recuperación se haga en menor tiempo. Las estadísticas indican que los resultados tienen mayor perduración en el tiempo y las complicaciones son menores con este tipo de implantes.

Riesgos del aumento de senos

Es conocido que toda intervención quirúrgica trae consigo una cuota de riesgo, ya que cada organismo tendrá una respuesta diferente ante la operación. Un gran porcentaje de pacientes supera este proceso sin mayor inconveniente, sin embargo hay una pequeña porción de pacientes que puede presentar alteraciones que deben ser tratadas a la brevedad a fin de evitar que haya inconvenientes mayores.

 

Es de vital importancia que cada paciente esté al tanto de los riesgos a los que se expone cuando se va a realizar este tipo de intervención quirúrgica, por ello el médico es responsable de explicar cada uno de estos riesgos durante la consulta y tiene la obligación de responder ante las dudas de sus pacientes para que estén lo más informados posible.

 

Entre los riesgos comunes se encuentra:

 

Encapsulamiento o Contractura capsular

 

El organismo reacciona de manera natural ante cualquier cuerpo extraño que le sea introducido, cuando éstos no pueden ser reabsorbidos por el cuerpo, éste se encarga de englobarlo en una cápsula. En algunos casos, esta cápsula se engrosa, deforma y hasta genera dolor, es precisamente a este fenómeno el que se le llama contractura capsular. Una vez que esta contractura alcanza grados importantes, es necesario que se haga una nueva intervención para extraer el implante si éste se ve comprometido o ampliar el bolsillo para que se solvente el problema que está comprometiendo la salud del paciente. Si se usan implantes de poliuretano, la tasa de incidencia es de menos de 1%.

 

Hematomas

 

Los riesgos de sangrado luego de la intervención son bastante bajos, sin embargo pueden ocurrir. De presentarse esto, es necesario que se intervenga quirúrgicamente al paciente para localizar el hematoma y controlar que no siga ocurriendo.

 

Dehiscencia en las heridas (apertura de sutura de las heridas)

 

En algunas ocasiones, el cuerpo reacciona de formas inesperadas a los materiales de sutura o no tolera la tensión ejercida por los implantes y las posibilidades de que se abra la herida es alta. En estos casos se suele hacer el cierre inmediato con nueva sutura, en algunos casos se sugiere esperar al cierre voluntario, pero en todo caso se debe evaluar lo que sea más conveniente para la paciente.

 

Infecciones

 

Las infecciones en este tipo de intervenciones son sumamente raras, sin embargo no escapan de ser posibles y como ante todo, el paciente debe estar informado, es necesario que sepa que esta es una de las partes negativas ante las cuales podría tener que hacer frente en el postoperatorio.

 

Generalmente, las infecciones se dan en la zona superficial de la herida, pero que al tratarlas con antibióticos estas ceden. Sin embargo, hay casos extremos en los que la infección se encuentra en contacto con la superficie del implante, en este caso es necesario retirarlo del cuerpo y esperar a que transcurran unos meses para hacer una nueva operación, con nuevo implante.

 

Sensibilidad

 

Hay un porcentaje pequeño de pacientes que indica ha perdido la sensibilidad en los pezones, sobre todo cuando la vía de introducción del implante es a través de las aureolas. Sin embargo, esta ausencia de sensación no es definitiva y la mama vuelve a recuperar su sensibilidad al cabo de un corto tiempo.

 

Muerte del tejido

 

En el proceso de cicatrización, se puede presentar lo que se conoce como muerte del tejido, esto se da con una alta tasa en personas fumadoras ya que su circulación es más deficiente en comparación con una persona no fumadora. Pero nadie está exento de que esto ocurra, se trata de la muerte del tejido porque se corta el flujo de sangre a la zona y se produce lo que se conoce como necrosis, un proceso que debe tratarse de inmediato ya que se puede propagar y causar graves daños o incluso ocasionar el fallecimiento de la paciente.

 

Asimetría de las mamas

 

Es un caso poco frecuente, sin embargo es una posibilidad latente, que luego de la intervención el resultado sea un tanto disparejo. Si bien, los cirujanos son sumamente cautelosos en este sentido,  muchas pacientes quedan inconformes con su intervención porque en el post operatorio, a medida que se va desinflamando, notan que las mamas quedaron asimétricas. Algunos casos se corrigen utilizando la banda, otros necesariamente requieren de una nueva intervención.

¿Cuáles son los beneficios del aumento de pecho?

La mamoplastia ayuda a mejorar la autoestima de las personas, ya que les aporta seguridad y confianza en sí mismas al sentirse a gusto con su apariencia física.

 

En el caso de la mamoplastia de aumento, las personas que se someten a esta operación, se sienten más sexis, más femeninas y atractivas.

 

Cuando se trata de mamoplastia para reconstruir la mama perdida por una extirpación debido al cáncer, las pacientes vuelven a tener agrado con sus cuerpos, su estado anímico mejora y les ayuda en la recuperación emocional de esta terrible enfermedad.

 

Para la mamoplastia de reducción, los motivos que hacen que las pacientes se sometan a esta intervención van más allá de la estética, generalmente unos pechos muy grandes causan dolor de espalda, problemas de postura y dolores constantes debido al peso de los mismos, así que esto se corrige con la operación generando en el paciente no solo una apariencia agradable, sino que también se mejoran dolencias físicas.

 

Las cirugías estéticas ya no están alejadas de la cotidianidad de nuestra sociedad y quien quiere cambiar su apariencia a través de una operación estética logra conseguirlo sin que le siga el tabú de lo prohibido ni el estigma de hacerse cambios notables.

 

Cabe destacar que no todas las personas se someten a esta intervención por razones de ego o estética, algunas la hacen por la extrema necesidad, como es el caso de los pacientes que necesitan reconstruir sus mamas por cuestiones de salud o reducir el tamaño para evitar daños a su cuerpo.

Aspectos a tener en cuenta antes de someterse a una mamoplastia

Antes de que se lleva a cabo el procedimiento quirúrgico, en las evaluaciones previas, el paciente deberá informar al médico acerca de su condición de salud y si está tomando alguna medicación específica, ya que se debe evaluar si estas medicinas pueden afectar o su efecto verse comprometido con la operación.

 

Por lo general, se le recomienda al paciente que evite ingerir aspirinas, suplementos vitamínicos o antiinflamatorios que pudieran incrementar el riesgo de hemorragias.

 

En los aspectos relacionados con la alimentación, el médico sugerirá que se reduzca la ingesta de grasas, carbohidratos y alimentos procesados y en cambio opte por vegetales, proteínas y alimentos más naturales. Adicionalmente, los nutricionistas sugieren que se consuma vitamina C ya que ésta ayuda en el proceso de cicatrización.

 

En cuanto al cuidado de la piel, es importante destacar que la hidratación es fundamental, empleando para ello una crema corporal al menos una semana antes de que sea la fecha de la intervención.

 

Importantísimo, dejar el hábito antes y después de la intervención, ya que esta afecta la cicatrización de manera considerable.

Aspectos a tener en cuenta después de someterse a un aumento de pecho

Luego de la cirugía, los pacientes experimentan una serie de molestias que con el paso de los días se van mitigando, generalmente en 24 a 48 horas, puede incorporarse a una vida normal, si bien no todas pueden hacerlo porque requieren de más tiempo para sentirse bien, la tasa de mejoría en corto plazo es bastante alta.

 

Cabe destacar que el proceso post operatorio es de vital importancia para el resultado final, el cuidado de los vendajes, de la herida, de la alimentación, evitar actividades y movimientos bruscos, eliminar los hábitos tabáquicos durante ese tiempo, son de vital importancia para que el resultado de la operación sea todo un éxito.

 

En la zona operada los médicos colocan apósitos o vendajes, que a los pocos días se podrán retirar y sustituir con un sujetador especial para el post operatorio y que será usado en función de lo que recomiende el cirujano. Durante las dos primeras semanas, el paciente sentirá ardor en los pezones, pero esto también irá disminuyendo con el paso de los días.

 

Al cabo de unos meses, los resultados finales podrán notarse, hasta entonces, las mamas comenzarán a cambiar en función de las hormonas, la menstruación, ovulación, embarazo o incluso hasta de cambios de peso.

 

Algunas personas aseguran que la mamoplastia mejora la sexualidad del paciente, que la nueva figura y una autoestima sólida por tener una mejor apariencia hace que el deseo sexual se incremente, pero es necesario resaltar que se debe esperar al menos tres semanas para reanudad la vida sexual, que los pezones vayan recuperando su sensibilidad y que la cicatriz esté bien afianzada de modo que eviten accidentes que se puedan lamentar.

 

Como ves, la mamoplastia esté pensada para mejorar la calidad de vida de los pacientes en muchos aspectos de su vida, incluso los más íntimos, una buena evaluación previa, la selección del mejor especialista, cuidados en los hábitos alimenticios y un adecuado cuidado en el post operatorio, pueden ayudarte a tener a mediano y largo plazo la figura que deseas, ser una persona segura de sí misma.

 

Si estás pensando en someterte a una mamoplastia, seguramente después de evaluar todo este contenido, tendrás una idea más clara de lo que te espera en el camino a alcanzar el busto que sueñas.

Preguntas frecuentes sobre el aumento mamario

¿La edad ideal para el aumento de pecho?

No existe una edad ideal y no debes hacer ningún juicio de valor sobre la posibilidad de operarte los pechos si te apetece. Es una cirugía de confort. Hay dos picos: entre los 20 y los 30 años, la mujer joven que no tiene pechos, que siempre los ha deseado, etc., puede tenerlos. Y después de 40 – 45 años, la mujer más madura, que ha hecho sus hijos, que quiere tener un bonito escote.

¿Qué tipo de anestesia que se utiliza en la mamoplastia?

Generalmente la anestesia utilizada en este tipo de intervenciones quirúrgicas es la anestesia general, ya que aporta mayor comodidad y seguridad tanto para el equipo asistencial como para el paciente. La cirugía mamaria se realiza siempre bajo anestesia general, ya sea de forma ambulatoria o con una noche de estancia en la clínica.

¿Dónde se realiza la cirugía?

Las operaciones de aumento de pecho de Salus Medical Clinic se realizan en el Hospital HLA Inmaculada o en el Hospital Vithas La Salud de Granada.

¿Es necesario hacerse una mamografía/ecografía antes de un aumento de pecho?

En la revisión preoperatoria, la mamografía no siempre es obligatoria. No puede realizarse en mujeres jóvenes -antes de los 30 años- y sin antecedentes familiares de cáncer de mama. Hay cirujanos que lo hacen y otros que no. A partir de esa edad, es importante realizar una mamografía y una ecografía.

¿Es mejor tener un hijo antes o después de un aumento de pecho?

Si quieres tener un hijo dentro de 2 años, creo que deberías dar prioridad al niño y menos a los pechos. ¿Por qué? Te vas a operar, vas a esperar 2 – 3 meses para que se estabilice el resultado, te quedas embarazada un año y medio después y existe el riesgo de que el embarazo, la subida de la leche, el alargamiento de la piel, la pérdida de elasticidad dañen el resultado. Aunque intentes no fluctuar demasiado tu peso durante el embarazo, desgraciadamente no puedes predecir de antemano que el resultado será perjudicial o no.

¿Es posible dar el pecho cuando se tienen implantes mamarios?

En general, si podía dar el pecho antes del aumento de pecho, podrá hacerlo después. Cuando se coloca la prótesis, las conexiones entre el pezón y la glándula mamaria no se interrumpen. Se pasa por debajo de la glándula o del músculo, pero nunca se retira el pezón de la glándula. Del mismo modo, si la prótesis se perfora, queda por debajo de la glándula, por lo que no daña la glándula lo suficiente como para impedir que sea funcional.

¿Se puede reducir la distancia entre los dos pechos con implantes mamarios?

Sí, pero todo depende de la posición de tus pezones al principio. No se puede decidir todo porque el implante debe centrar el pezón. Si sus pezones están bien centrados, entonces será fácil colocar el implante en el centro y reducir la brecha. Pero si sus pezones están externalizados en el lado, entonces será difícil poner el implante en el medio y habrá un espacio más grande. A veces se hace un poco de trampa, se lateraliza más el pecho, se hace un pecho que no es muy especial pero permite ganar un poco de curvatura.

¿Se pueden corregir los pechos asimétricos con implantes mamarios?

La asimetría mamaria se trata muy bien con los implantes mamarios. Yo prefiero poner dos implantes idénticos aunque haya que corregir la diferencia con grasa si la hay porque poner dos prótesis diferentes son dos pesos diferentes en cada lado del pecho y no siempre es fácil de ajustar. Cuando se hace a niveles muy bajos, por ejemplo 360cc en un lado y 300cc en el otro, está bien, pero cuando se está a 200cc y 400cc es difícil corregir las asimetrías.

¿El aumento de pecho cambia el tamaño del pezón?

El tamaño no lo hace pero muy a menudo, al haber la presión del implante detrás de la piel, hace resaltar más el pezón. Puede ser bastante doloroso durante el primer mes, a veces incluso el tacto de la camiseta es irritante. En teoría, la vía submamaria protege un poco mejor los pezones en términos de sensibilidad, pero sigue siendo un debate científico. Hay que tener en cuenta que las sensaciones eróticas suelen aumentar con el aumento de pecho.

¿Se pueden corregir las mamas tuberosas con implantes mamarios?

Las mamas tuberosas son mamas bastante estrechas que, de perfil, parecen un tubo sin volumen real en la parte inferior. Se trata de una malformación muy frecuente. Las mamas tuberosas pueden tratarse bien remodelando la glándula, distribuyéndola donde falta en la parte inferior, estrechando la areola, dando volumen con prótesis o lipofilling.

¿Puedo conservar las prótesis de por vida? ¿Tengo que cambiarlas después de 10 años?

Ningún profesional tiene derecho a decirle que los implantes mamarios son para toda la vida. Tienen una vida útil limitada. Pero si no hay rotura – riesgo del 1% – si no hay cáscara – riesgo del 5% al 15% – si le sigue gustando el resultado, conserve sus prótesis, no hay razón para sustituirlas sistemáticamente después de 10 años.

¿Se puede evitar el efecto de abultamiento de los pechos con los implantes mamarios?

Sí, podemos evitar el efecto curvo de las mamas poniendo prótesis que no estén muy proyectadas, poniendo un poco de grasa que haga que el efecto de volumen sea menor en la parte superior y bajando un poco el implante.

¿Cuál es la diferencia entre una prótesis anatómica y una prótesis redonda?

Las prótesis anatómicas son implantes mamarios que siguen naturalmente la forma del pecho. Son planas en la parte superior y redondeadas en la inferior. Si estas prótesis giran, deforman el pecho. Los implantes redondos son muy abultados en la parte superior – esto es lo que hace que un aumento de pecho sea un poco «falso» – pero si se rotan, el pecho mantiene su forma.

 

Esta oposición entre estos dos tipos de prótesis ha disminuido considerablemente en los últimos años. Por un lado, existen prótesis redondas de segunda generación con un gel de silicona más blando que se aplana por el peso de la prótesis y simula una forma anatómica. Por otro lado, cada vez se practica más el aumento de pecho híbrido -que combina prótesis y adición de grasa-, que da un aspecto muy natural.

Prótesis mamarias anatómicas, ¿riesgo de que se giren o no?

Para evitar que el implante anatómico gire, son esenciales dos cosas. Hay que utilizar prótesis texturizadas que se enganchan por delante del pecho y el cirujano debe hacer un alojamiento muy ajustado alrededor del implante.

¿Gel de silicona o solución salina para los implantes mamarios?

Los implantes mamarios con solución salina ya no son populares. En su lugar, tenemos un gel de silicona con grandes propiedades. Además, debido a un problema de autorización que hay que renovar, en este momento no se pueden colocar implantes con solución salina.

 

La única ventaja de los implantes con solución salina es en caso de rotura. La salinidad es el agua salada. Si hay una ruptura, no hay nada que hacer, el pecho se desinfla. Sólo cambiará mucho la forma del pecho.

 

Si se rompe un implante con gel de silicona, hay que cambiar la prótesis. Si la rotura es intracapsular, podemos esperar antes de sustituir los implantes y programar la intervención tranquilamente. Si la rotura es extracapsular, el gel de silicona puede tocar el tejido glandular, irritarlo de vez en cuando, a veces pasar a los ganglios linfáticos y no hay que esperar más de 3 a 6 meses antes de cambiar los implantes.

¿Dónde se coloca un implante mamario?

Primera aproximación: En la axila. Si está bien hecha, la cicatriz es casi invisible. Pero una vez insertado el implante, si hay una complicación, a menudo utilizamos otro abordaje que no sea la axila para hacer la revisión.

 

Segundo enfoque: Alrededor de la areola. Las cicatrices no son muy visibles porque la piel alrededor de la areola está tintada. El único problema es que esta técnica aumenta ligeramente el ritmo de descascarillado.

 

Tercer abordaje: Cerca del pezón pero no podemos poner implantes muy grandes y a veces disminuye la sensibilidad del pezón.

 

Cuarto abordaje: El abordaje submamario, que puede realizarse en un tamaño muy reducido -entre 2,5 y 4 centímetros- utilizando introductores especializados. Esta técnica permite acceder a prótesis de mayor tamaño y sobre todo a un muy buen control del surco submamario que es un elemento determinante en la estética de la mama.

¿La prótesis mamaria por delante o por detrás del músculo?

Dependiendo del grosor de la glándula mamaria situada por encima del implante, éste se coloca por delante o por detrás del músculo para evitar los pliegues.

 

Detrás del músculo, duele un poco más porque cortamos el músculo. Ventajas: Disminuye el índice de la cáscara y el músculo aplana la prótesis redonda en la parte superior y la hace anatómica. Pero esto ya no es así con las nuevas prótesis redondas, que adoptan de forma natural una forma más anatómica incluso cuando se colocan delante del músculo.

 

El mayor defecto de la musculatura -aunque se puede reducir mucho pero nunca del todo- es lo que se llama «animación de las prótesis»: cuando se tensan los músculos del pecho, las prótesis se mueven.

 

Delante del músculo, duele menos y si está un poco apretado – menos de 2 a 3 centímetros de grosor de la glándula mamaria – se añade grasa. Los resultados son muy buenos.

¿Es necesario ganar peso antes de un lipofilling mamario?

No. Esto evitará que el cirujano elimine más células. No servirá de nada. Es un error de cálculo. Si estás en tu peso ideal, tienes un par de alforjas, una parte interna del muslo, las rodillas, una barriga, entonces estarás bien.

¿Es posible el lipofilling mamario si soy delgada?

Sí, siempre que tengas un objetivo realista. Si eres una copa B y quieres subir a una copa B+ o una C pequeña, puede funcionar en una paciente con un poco de barriga, un poco de caderas. Pero si quieres llegar a una copa C+ o D, olvídate de la grasa o tendrás que añadir una prótesis.

¿El resultado del lipofilling mamario es definitivo?

¿Cuál es la evolución normal? Te inyectan grasa, al principio es enorme, tienes unos pechos muy grandes pero se desinflará y sólo conservarás el 60% de la grasa al cabo de 3 meses. Pero este 60% que mantienes, es para toda la vida, no se va a ir.

¿Se puede hacer una liposucción al mismo tiempo que el lipofilling de senos?

Por supuesto, pero hay que tener cuidado porque está limitada la cantidad de grasa que se puede inyectar en los pechos. Si se hace demasiada liposucción, parte de la grasa que se recupera irá a la basura y es una pena saber que puede necesitar una segunda sesión de lipofilling. Habrás perdido grasa que habría sido muy útil. Si exageras, el pecho se vuelve todo blanco en los puntos de inyección, la grasa sale tanto que está en tensión y eso es precisamente lo que no hace porque mata la grasa.

Los mejores procedimientos en cirugía estética

Financiación

Para que puedas realizar tu tratamiento te proporcionamos diferentes fórmulas de pagos y financiación.

Primera consulta gratuita

En Salus Medical Clinic, te ofrecemos la primera consulta gratuita realizada por médicos especialistas.

958 223 310 - 674 233 320

Horario

Lunes a Viernes

09:30 a 14:30 y 16:30 a 21:00 horas

Sábados

Cerrado

Domingos

Cerrado