Blefaroplastia en Granada

¿Qué es y cuáles son los objetivos de la blefaroplastia?

La blefaroplastia en Granada o, en palabras más sencillas, la cirugía de párpados, es una intervención quirúrgica -muy común entre las mujeres- que busca corregir cualquier defecto, desfiguración o deformidad en esta área de la cara.

 

Desde el punto de vista médico, se trata de un procedimiento cuyo objetivo tiene dos vertientes. La primera es restablecer el funcionamiento de los párpados caídos para mejorar el campo visual y, la segunda, es lograr que esta zona del ojo se vea bien.

 

Es decir, puede tratarse de una operación cosmética que se practica para mejorar la estética de una zona en particular o de una intervención que busque corregir un problema funcional. Pero en cualquiera de los dos casos, se obtienen ambos beneficios.

 

Dicho de otra manera, es un rejuvenecimiento de los párpados que no solamente tiene fines de belleza y que se logra mediante la eliminación del exceso de piel que pueda presentar el paciente, alisando los músculos oculares y apretando las estructuras de soporte.

 

Pero antes ofrecer mayores detalles sobre el procedimiento es importante entender la anatomía y el funcionamiento de la zona a intervenir. El globo ocular está reposado en tres bolsas de grasa, que suelen estar ubicadas debajo, pero que con el paso de los años y la flacidez, tienen de desubicarse. Como consecuencia, los ojos comienzan a tener ese aspecto cansado tan desagradable.

 

Con la operación de párpados lo que se busca entonces es conservar la forma del ojo, pero retirando esas bolsas de grasa y cualquier sobrante de piel, dejando una cicatriz que tiende a desaparecer.

¿Cuándo es necesario practicarse una cirugía de párpados?

No existe una edad específica para practicarse una cirugía de párpados en Granada y Jaén, pues los problemas en estas zonas del rostro pueden aparecer o afectar en distintos momentos de la vida. Por ejemplo, existen pacientes jóvenes que aun sin el exceso de piel, pueden tener la apariencia de ojos inflamados.

 

Por lo tanto, no se trata de una intervención quirúrgica que se limita únicamente a las personas de la tercera edad, que es cuando se esqueletizan las órbitas y, por lo tanto, los ojos comienzan a hundirse y se observan los párpados caídos.

 

Si bien es cierto esas bolsas de grasa que generan gran parte del inconveniente, tienen una función específica como amortiguadores del movimiento ocular, las fallas ocurren porque el músculo que las sujeta es muy delgado y se va atrofiando con el paso de las generaciones.

 

Los médicos explican entonces que una vez que estas salen de su sitio, es imposible reubicarlas, por eso la mejor opción es retirarlas porque, al fin y al cabo, el ojo no se verá afectado.

 

Ventajas del rejuvenecimiento de los párpados:

  • Es una intervención bastante sencilla con riesgos mínimos.
  • Permite mejorar la apariencia de los párpados superiores e inferiores.
  • Rejuvenece toda el área que rodea a los párpados superiores e inferiores .
  • Corrige problemas funcionales congénitos o producto de lesiones.
  • Ayuda a mejorar la visión periférica al retirar el exceso de piel, por ende se amplía el campo visual.

Blefaroplastia, la intervención quirúrgica

Si se trata de una cirugía de párpados superiores e inferiores el procedimiento consiste en lo siguientes pasos:

  • Estudio previo del caso para determinar las líneas de acción.
  • Antes de la intervención se hace el marcaje correspondiente en el área a tratar.
  • Se procede a la infiltración de la anestesia en la zona que va a ser intervenida.
  • Luego se coloca protección en la zona ocular para evitar cualquier complicación.
  • Se hacen las mediciones necesarias para que los resultados sean óptimos.
  • Se procede a realizar la incisión en el párpado superior.
  • Lo siguiente es la excisión cutánea en el párpado superior.
  • El siguiente paso es la sutura del área.
  • Al pasar al párpado inferior se hace la incisión correspondiente.
  • Seguidamente se localizan las bolsas de grasa que hay que extirpar.
  • Se procede a la excisión medial, interna y lateral de las bolsas de grasa.
  • El pasó final es la sutura, para luego pasar a recuperación.

 

La operación de párpados puede practicarse con anestesia local y puede hacerse de manera separada o como parte complementaria de la cirugía de toda la cara.

 

Asimismo, en el caso de los párpados inferiores, cuando sean notables las bolsas de grasa pero no existan un excedente de piel, es posibles practicar la intervención subconjuntival, es decir, por debajo de la conjuntiva. La idea es retirar las bolsas sin necesidad de abrir la piel. Este abordaje es más común en pacientes jóvenes.

 

Entre las posibilidades de la medicina estética, también existe la opción de practicar esta intervención utilizando un láser de plasma. El procedimiento se le conoce como blefaroplastia no quirúrgica, pero es únicamente para tratar el exceso de piel en el párpado superior, es decir, para levantamiento de párpados.

 

Las ventajas de esta técnica -más conservadora- tienen que ver con el tiempo de recuperación, pues es mucho más rápido que cuando se hace el procedimiento tradicional.

Recuperación de una operación de párpados

En líneas generales, la recuperación de una operación cosmética contempla ciertos cuidados y recomendaciones, para garantizar resultados exitosos. Pero en el caso particular de la cirugía de párpados, hay especificaciones adicionales.

 

Inmediatamente después de la operación, el paciente tiene que permanecer en observación médica por unas horas antes de poder ir a casa.

 

Es importante la aplicación -pero no directamente- de frío en la zona de los ojos para disminuir al máximo la inflamación y otras molestias.

 

Aunque se trata de una cirugía ambulatoria, es aconsejable que en los tres primeros días siguientes haya responso relativo, para así evitar posibles sangrados que puedan comprometer la visión. Se recomienda dormir -al menos las dos primeras noches después de la operación- con la cabecera de la cama elevada o con un par de almohadas.

 

Durante la primera semana luego de la intervención, es sumamente importante el uso de gafas de sol para salir de casa, pues los rayos ultravioleta pueden ser perjudiciales y retrasar el proceso de cicatrización.

 

Una vez retirados los puntos -transcurrida una semana aproximadamente- el paciente puede retornar sin problema a sus actividades laborales y del hogar. Pasados 15 días, la persona puede retomar su rutina de ejercicios, pero comenzando siempre con movimientos suaves y evitando las actividades de alto impacto.

¿Se van a notar mucho las cicatrices en una blefaroplastia?

La respuesta es no. En levantamiento de párpados se puede disimular la cicatriz de formar que no se vea la más mínima señal de que hubo procedimiento quirúrgico alguno.

 

La incisión se hace de manera que quede en el mismo pliegue natural del párpado superior y de esta formar es verdaderamente inapreciable.

 

En el caso del párpado inferior específicamente, ni siquiera habrá cicatriz visible si el paciente se opera vía transconjuntival, es decir, por la cara interna del párpado.

 

Dependiendo de los resultados, de que no haya complicaciones mayores y de la experticia del cirujano plástico -que debe ser certificado- los resultados de la blefaroplastia o cirugía de párpados, suelen ser para toda la vida.

Los mejores procedimientos en cirugía estética

Financiación

Para que puedas realizar tu tratamiento te proporcionamos diferentes fórmulas de pagos y financiación.

Primera consulta gratuita

En Salus Medical Clinic, clínica de cirugía estética, te ofrecemos la primera consulta gratuita realizada por médicos especialistas.

958 223 310

Horario

Lunes a Viernes

10:00 a 14:00 y 16:30 a 20:30 horas

Sábados

10:30 a 13:30 horas

Domingos

Cerrado