Láser

Las excelencias del láser en depilación y eliminación de tatuajes

Desde tiempos remotos han venido desarrollándose técnicas encaminadas al cuidado de la estética, sembrándose la semilla de lo que ahora representa la Medicina Estética, especialidad clínica dotada de finalidad híbrida entre belleza y salud.

La evolución de esas técnicas experimentó una revolución con la llegada del láser como método no invasivo, catapultando a esta rama de la medicina hacia objetivos como la depilación permanente, la eliminación de tatuajes, varices y manchas, rejuvenecimiento por eliminación de arrugas y flacidez, etc.

Los equipos láser emiten haces de luz monocromática concentrada en un solo punto y cauterizan tejidos en escasos segundos sin ocasionar sangrados ni lesiones en tejidos circundantes. De ello se desprenden sus evidentes ventajas en dos campos concretos de actuación: la depilación láser médica y la eliminación de tatuajes.

La depilación láser médica

La depilación láser en Granada ha adquirido extraordinaria aceptación como consecuencia del buen quehacer de sus profesionales y la calidad de sus equipos, empleándose diferentes modelos que han demostrado solvencia.

En Salus Medical Clinic S.L. te ofrecemos la Depilación con el Láser Diodo Milesman Premium, el más avanzado del mercado que garantiza los mejores resultados en el menor espacio de tiempo.

El tratamiento es prácticamente indoloro, se perciben sensaciones de frío/calor muy breves y que no requieren de ningún tipo de gel o crema anestésica. Después de cada sesión se puede continuar la actividad normal.

Este método de depilación láser médica garantiza una ausencia de vello definitiva. Asimismo, en contraposición a otras técnicas, el láser puede aplicarse en cualquier región corporal, tanto grandes superficies como localizaciones más recónditas.

La eliminación de tatuajes

El láser se ha consolidado como una de las técnicas más solventes en la eliminación de tatuajes, con efectos permanentes. Se basa en el Q-switch, que barre con cualquier señal de tinta en la piel en el 80-90% de los casos, quedando ese porcentaje residual de fracaso en función de la naturaleza del tatuaje y el tipo de piel; no obstante, los casos más rebeldes pueden terminar exitosamente aplicando varias sesiones.

Es un tratamiento indoloro que no deja cicatrices. Solo en algunos tatuajes extensos puede ser necesario recurrir al uso de cremas anestésicas. El fundamento físico consiste en crear un impacto fototérmico sobre el pigmento, que una vez fragmentado en partículas diminutas es fácilmente expulsable por el organismo.

Realizar este tratamiento requiere un caudal de experiencia en la utilización del láser Q-switch, pues de lo contrario se corre el riesgo de provocar irritaciones y quemaduras.

Por ello para la eliminación de tatuajes en Granada, os recomendamos a acudir a clínicas donde haya verdaderos profesionales en el manejo de esta técnica, como es el caso de Salus Medical Clinic.


Depilación Láser Médica

Eliminación de Tatuajes