Abdominoplastia en Granada y Jaén

https://salusmc.com/images/tratamientos/cirugia-estetica/corporal/salus-medical-clinic-abdominoplastia-despues.jpg

Si te sientes incómoda o insegura con la apariencia de tu abdomen porque tiene exceso de piel, está flácida en su zona media o baja, se ha estriado, o tiene depósitos de grasa que no se reducen ni con la dieta más estricta o el ejercicio más intenso, es muy recomendable que converses con un buen cirujano sobre la posibilidad de realizarte una abdominoplastia.

¿Qué es una abdominoplastia?

Es una cirugía bastante completa que consiste en reconstruir la pared abdominal para reducir la piel suelta o colgante del abdomen, moldear las caderas, eliminar estrías y acabar con la molesta grasa en esta área.

No es una intervención rápida, es decir, toma su tiempo. Por lo general el promedio es de unas 3 o 4 horas, durante las cuales el especialista hará una incisión transversal en el pubis, justo en el pliegue abdominal inferior, para posteriormente separar la piel y la grasa de la pared abdominal.

El siguiente paso es estirar y eliminar el exceso de piel y grasa, definir el contorno, darle tono nuevamente a la pared abdominal mediante la realización de puntos en los músculos rectos abdominales, y por último suturar la piel alrededor del ombligo y en el área de la incisión, dejando tubos de drenaje que eviten que se acumulen los fluidos.

Por lo general se completa la cirugía con una liposucción cuyo objetivo es moldear las caderas y darle al cuerpo un contorno, o mejor dicho, una apariencia contorneada.

¿Eres candidato a una abdominoplastia?

Este procedimiento quirúrgico conocido como dermolipectomía abdominal o cirugía de abdomen no está indicado para todas las personas, así presenten las características físicas descritas al inicio del texto.

A continuación te decimos los factores que están contra indicados para llevar a cabo la cirugía:

  1. El tabaquismo

Los fumadores activos no son candidatos ya que su proceso de cicatrización es problemático a causa de su adicción al cigarrillo. Hay un alto riesgo de necrosis en el colgajo cutáneo abdominal, y por ende, la abdominoplastia no está recomendada.

Por supuesto el médico es quien tiene la última palabra, pero muchas veces esta limitante se supera si el fumador deja el cigarro definitivamente, o al menos 3 o 4 semanas antes de la fecha de la intervención.

  1. La obesidad

Si la persona sufre de obesidad mórbida no puede someterse a esta cirugía tan rigurosa, ya que bajo ningún precepto esta sustituye a un régimen alimenticio saludable o a una rutina de ejercicios diaria.

  1. El embarazo

Si la paciente está planificando quedar embarazada tras un par de meses de haberse realizado una abdominoplastia, lo mejor es que desista de la idea de entrar al quirófano. Esto se debe a que podría sufrir complicaciones durante el periodo de gestación y lo ideal es evitar riesgos para ella misma y para el bebé.

Posibles complicaciones post operatorias
Algunos intervenidos podrían llegar a presentar:

  • Hematomas en el abdomen o caderas
  • Infección de la incisión
  • Abscesos
  • Cambios o alteraciones en el color de la piel
  • Sensibilidad abdominal
  • Sangrado excesivo

Pero no hay por qué alarmarse. Si el paciente acude a un cirujano capacitado y responsable podrá sobrellevar con éxito estas y otras complicaciones que pudiesen presentarse; he allí la trascendencia que reviste el acudir siempre a un especialista.

Recomendaciones generales

  • Evitar el alcohol y la nicotina por lo menos durante las 3 o 4 semanas previas a la cirugía abdominal.
  • Usar la faja post operatoria durante el tiempo indicado por el médico ya que esta reducirá la inflamación en el área.
  • Asistir a todos los controles post operatorios
  • Comer sano y evitar el sedentarismo luego de someterse a la cirugía y haber cumplido el reposo recomendado por el cirujano.

Beneficios de la abdominoplastia

La cirugía abdominal, también conocida como abdominoplastia, está indicada para eliminar la flacidez de la pared abdominal, el exceso de grasa, las estrías y por supuesto, para contornear la figura haciendo que la persona luzca más esbelta y delgada.

Los beneficios de la abdominoplastia son los siguientes:

  1. Mejor apariencia física

Esta cirugía abdominal mejora la figura del paciente haciéndolo lucir más delgado, tonificado y atractivo. La mayoría de las personas que se someten a ella confiesan que les cambia la vida por completo y por lo tanto siempre están complacidas con los resultados.

  1. Sube la autoestima

Antes de operarse los pacientes sufren de autoestima baja, no se sienten cómodos en su propia piel, suelen usar prendas anchas que disimulan la piel colgante de su zona abdominal o se privan de ir a la playa o piscina por temor a mostrar su figura.

Todos estos factores bajan su autoestima y los convierten en seres desconfiados, temerosos y hasta depresivos –en el peor de los escenarios-. De modo que cuando su cuerpo cambia, estas condiciones desfavorables desaparecen y vuelven a sentirse atractivos, motivados y de buen humor; en palabras más sencillas: aumenta su autoestima.

  1. Peso saludable

Aunque la abdominoplastia no es directamente una cirugía para bajar de peso, sí es cierto que al eliminar grasa y piel colgante la persona pierde tallas y por lo tanto está más delgada.

No obstante es válido destacar que para que los resultados se mantengan en el tiempo los pacientes deben comprometerse a llevar un estilo de vida sano, comiendo alimentos saludables y haciendo ejercicios al menos 4 veces por semana.

  1. Piel lozana

Al eliminar los rollos de grasa y las estrías la piel adquiere una apariencia más lozana y por lo tanto la persona se siente más entusiasmada con la idea de lucir su abdomen sin temor a ser señalada o juzgada por su apariencia.

¿Cómo se realiza una abdominoplastia?

El cirujano realiza incisiones en el ombligo o caderas, aunque también puede hacer una especie de circunferencia en el abdomen central con muchísimo cuidado, para no dejar una cicatriz anti estética o que al paciente le desagrade.

Luego procede a eliminar la grasa, moldear el nuevo abdomen, recortar la piel colgante o sobrante y a estirarla de forma tal que quede tensa, lo cual es ideal para eliminar o reducir la apariencia de las estrías.

Por último suturará la incisiones dando fin al procedimiento, pero casi siempre se le colocan drenajes quirúrgicos al paciente para que no se le acumulen los fluidos y se produzca una infección.

Consejos importantes

  • Acude a un especialista. No arriesgues tu salud por no recibir asesoría médica especializada.
  • Sigue las indicaciones pre y post operatorias al pie de la letra. Estas incluyen generalmente dejar de fumar y tomar bebidas alcohólicas, eliminar comidas poco saludables de la dieta, evitar el sedentarismo, entre otras.
  • Usa la faja post operatoria para reducir el proceso inflamatorio
  • Guarda reposo y ten extremo cuidado con los drenajes.
  • Abandona los malos hábitos alimenticios que a la larga harán que la grasa vuelva a depositarse en el área abdominal y a los costados.

¿Quiénes no pueden someterse a una dermolipectomía?

  • Los fumadores activos ya que suelen tener problemas de cicatrización
  • Quienes padecen obesidad mórbida
  • Mujeres que planean ser madres un par de meses después de haberse sometido a la dermolipectomía o cirugía de abdomen
  • Quienes sufran de mucha elasticidad de la piel

No obstante estos factores deberán ser evaluados con precisión por el médico, y será él quien decida si la persona podrá o no ser intervenida quirúrgicamente sin que eso suponga un alto riesgo para su salud.

Mini abdominoplastia: cirugía abdominal poco invasiva

La mini abdominoplastia, también conocida como mini reconstrucción de la pared abdominal, consiste en eliminar piel sobrante en el área debajo del ombligo para darle una apariencia más tersa, estética y atractiva al abdomen.

¿Cómo se realiza la miniabdominoplastia?

El cirujano realiza una incisión en la línea del biquini para que la cicatriz no esté a la vista de todos. La idea es minimizar la apariencia de la misma haciendo que sea fácil de ocultar, o de lo contrario esto podría impactar negativamente en la autoestima del paciente.

Luego procede a tensar los músculos abdominales situados debajo del ombligo, seguido por la eliminación de los molestos depósitos de grasa ubicados en la zona inferior del abdomen.

En teoría se separa la piel del espacio inferior del abdomen de las capas de grasa y músculos subyacentes, se tensa la piel y se elimina aquella que cuelgue entre el ombligo y el pubis, se remueve la grasa del abdomen y se tensan los músculos abdominales –de ser necesario-

Variaciones o tipos de cirugía

  1. Eliminación de piel en el área inferior del abdomen
  2. Eliminación de piel y grasa abdominal
  3. Eliminación de piel, grasa en el abdomen y tensado de los músculos del abdomen

La escogencia de una u otra dependerá de las necesidades del paciente, y solo un cirujano está capacitado para realizarle una evaluación previa y así determinar lo que más le conviene, sin que esto suponga un riesgo para su salud.

Destaca que la mini abdominoplastia es una cirugía parcial, a diferencia de la abdominoplastia que se caracteriza por ser una cirugía completa o más invasiva.

La primera está recomendada para aquellos pacientes que tienen áreas problemáticas por encima del ombligo y dura 1 o 2 horas aproximadamente. La incisión es corta y se realiza en la zona púbica y puede complementarse con una liposucción, si se desea moldear aun más la figura.

Información importante

  • Algunas veces es factible realizar esta intervención colocándole anestesia local, y no general, al paciente.
  • Se corregirá la parte inferior del abdomen (específicamente la zona entre las caderas y el ombligo)
  • No siempre es necesario estirar o tensar los músculos abdominales
  • No es necesario hacerle un ombligo nuevo al paciente
  • La cicatriz o incisión es pequeña y discreta
  • El paciente generalmente se recupera a la primera o segunda semana, pero el resultado final no se apreciará sino hasta que haya transcurrido un año.
  • El paciente suele sentir o experimentar dolor solo en el área inferior del abdomen. Las dolencias o molestias en las caderas o costillas no son comunes tras la realización de una mini abdominoplastia

Posibles complicaciones

Algunas personas pueden sufrir complicaciones como:

  1. Infecciones
  2. Sensibilidad en el área intervenida
  3. Mala cicatrización
  4. Reacciones alérgicas a la anestesia
  5. Sangrado excesivo
  6. Cambios en la coloración de la piel
  7. Retención de líquidos
  8. Hematomas en el área abdominal intervenida

¿Quiénes son buenos candidatos para realizarse una miniabdominoplastia?

Todas aquellas personas que tengan el abdomen flácido, con exceso de grasa o piel colgante –que no caiga por debajo del ombligo-, son candidatas a someterse a esta cirugía. No obstante el especialista es el único facultado para evaluarlas y determinar a ciencia cierta si les conviene realizar este u otro procedimiento estético- quirúrgico.

Los mejores candidatos son aquellos que llevan un estilo de vida activo y saludable, es decir que:

  • No fuman
  • No ingieren bebidas alcohólicas con frecuencia
  • Realizan actividad física al menos 3 o 4 veces por semana
  • No son obesos
  • No tienen antecedentes de mala cicatrización
  • Mujeres que no tienen planes de salir en estado a corto o mediano plazo
  • Quienes tienen reservas de grasa que no desaparecen con dieta ni ejercicio

Diferencias entre una abdominoplastia y una miniabdominoplastia

Ambos procedimientos consisten en darle una mejor apariencia al abdomen: eliminando estrías, piel colgante, tensando músculos y subiéndole la autoestima a los pacientes que se someten a ellos, pero ¿cómo saber cuál es el que más les conviene?

En esta nota te compartiremos las principales diferencias entre una mini abdominoplastia y una abdominoplastia, aunque la escogencia de una u otra dependerá de los requerimientos de cada persona y del criterio profesional del cirujano.

Principales diferencias

  1. Tipo de cirugía

 La mini abdominoplastia es una cirugía parcial indicada para corregir áreas problemáticas que se ubiquen en la parte inferior del abdomen, exactamente por debajo del ombligo, mientras que la abdominoplastia es una cirugía completa que corrige áreas inferiores y superiores al ombligo.

  1. Tipo de anestesia

La mini abdominoplastia puede realizarse con anestesia local en algunos casos, pero en la abdominoplastia esto no es posible y siempre debe usarse anestesia general.

  1. Duración de la intervención

La cirugía parcial dura 1 o 2 horas y la total entre 2 y 5 horas aproximadamente.

  1. Áreas intervenidas

Durante una mini abdominoplastia se interviene el área entre las caderas y el ombligo y en una abdominoplastia se interviene el área de las caderas hasta las costillas.

  1. Hospitalización

Si la persona se somete a una cirugía total debe permanecer bajo observación médica por lo menos unos 2 días, pero si la cirugía es parcial no amerita hospitalización, es decir, puede irse a casa un par de horas más tarde de haber salido del quirófano, siempre y cuando se encuentre estabilizada y en buen estado de salud.

  1. Dolor

Ambas intervenciones son dolorosas; lo que varía es la zona en la cual se experimenta el dolor. A ver, en la mini abdominoplastia el paciente presenta dolor en la parte baja del abdomen, pero cuando se realiza una abdominoplastia o cirugía completa de abdomen, siente dolor desde las caderas hasta el área de las costillas.

  1. Recuperación

El tiempo de recuperación de una mini abdominoplastia es menor al de la cirugía completa: 1 o 2 semanas, esto significa 4 semanas menos. No obstante es válido destacar que en ambos casos el resultado final se notará al año.

  1. Incisión

La técnica de la cirugía parcial consiste en realizar una incisión corta y discreta en la zona púbica, mientras que la de la cirugía total o completa consiste en hacer una incisión más grande, de cadera a cadera.

Estos factores pueden condicionar la posibilidad del paciente de someterse a una mini abdominoplastia, también conocida como mini dermolipectomía, pero siempre es importante recordar que el especialista es el único capacitado para tomar esta decisión.  

La cirugía de abdominoplastia en Granada y Jaén

Esta intervención requiere de anestesia de tipo general, aunque, en casos menores, puede bastar con local y sedación. Se realiza en el quirófano de un hospital, mediante una larga incisión por encima del pubis, que abarca de una cadera a la otra. Tras la cual, continúa otra incisión centrada en el ombligo, de manera que sea separado de los tejidos circundantes. El proceso puede prolongarse desde dos a cuatro horas, en función de cada paciente. Si la intervención es pequeña, miniabdominoplastia, el tiempo será menor, así como la operación. No es necesaria la incisión en el ombligo. 

El siguiente paso requiere la separación de la piel situada en la pared del abdomen. Llega hasta las costillas, de manera que los músculos abdominales son tensados para dar forma a una cintura estrecha y una pared firme. Por último, la piel sobrante se estira hasta el pubis y el resto se extirpa. Se vuelve a situar el ombligo en el lugar correcto. Solo queda ya realizar los puntos de sutura, drenar el exceso de fluidos que pueda haber en la zona y vendar.

Cuidados posteriores

En los siguientes días, es posible que existan molestias y cierta inflamación abdominal, algo que se tratará con medicación específica. El alta puede variar, en función de la extensión de la operación, de unas horas a varios días, tras los cuales, hay que lavar la zona, ir renovando las vendas y comenzar a caminar lo antes posible. Días después, se retirarán los puntos y se colocará una faja abdominal en lugar de las vendas. Es necesario realizar actividad moderada o un programa de ejercicios para evitar la aparición de trombos, tonificar los músculos y eliminar la inflamación.

Resultados

Este tipo de intervenciones suele contar con un gran porcentaje de éxito, si se realiza con cirujanos cualificados y, aunque existe un cierto riesgo de complicaciones asociadas, ofrece excelentes resultados a la inmensa mayoría de los pacientes. 

Además, si existe un estado físico saludable, la recuperación no tardará más de dos semanas, tras las cuales es posible reincorporarse a la vida normal. Con una dieta equilibrada y ejercicio regular, los resultados pueden ser definitivos. Por otro lado, las cicatrices derivadas de la intervención suelen ir disminuyendo su intensidad y, en todo caso, no serán visibles con bikini o bañador.

La cirugía estética de abdomen se postula como una intervención que ofrece resultados visibles y, en muchos casos, definitivos para los pacientes que busquen acabar con ese antiestético exceso de piel y grasa abdominal. 

Si desea realizarse una abdominoplastia en Granada o en Jaén, en Salus Medical Clinic resolvemos todas sus dudas.

Otros procedimientos de cirugía estética que te pueden interesar son:

Para más información visita nuestra clínica de cirugía estética.