Tubo Gástrico

tubo gástrico Salus Medical Clinic Granada

El tubo gástrico es un tipo de operación para tratar la obesidad en la que se cambia la forma del estómago, pasando a una forma de tubo que reduce su capacidad y produce sensación de saciedad. Al reducir el tamaño del estómago con un tubo gástrico el paciente comienza a comer menos de forma natural y sin el estrés de tener demasiado apetito.

Este tipo de cirugía facilita el cumplimiento del programa dietético del paciente, pudiendo establecer una meta más realista sobre los objetivos de pérdida de peso.

¿Cómo es el tratamiento de tubo gástrico?

Cuando hablamos de una intervención de tubo gástrico nos referimos a un tipo de cirugía en la que se reduce el tamaño del estómago cortando una parte con grapas automáticas, que cortan y sellan al mismo tiempo. El estómago sigue manteniendo su funcionamiento habitual y no hay riesgo de desnutrición, ya que el tubo gástrico no afecta a la absorción de nutrientes.

La cirugía de tubo gástrico está indicada para pacientes que tienen un Índice de Masa Corporal de entre 35 a 45. Tiene una duración en entre una hora y media y dos horas, aunque puede prolongarse dependiendo de cada paciente. La recuperación de la intervención de tubo gástrico suele ser rápida y sólo se necesitan de 2 a 3 días en el hospital para seguir la evolución.

Beneficios del tubo gástrico

Los efectos de la cirugía de tubo gástrico se notan en seguida, sobre todo durante los primeros 6 o 10 meses tras la operación. En ese período se suele perder entre el 60 y el 70% del sobrepeso que tenía el paciente.

No obstante, los médicos de Salus Medical Clinic hacen hincapié en que los pacientes deben cambiar de estilo de vida, mejorar sus hábitos alimentarios y comenzar a hacer deporte para que los efectos de la intervención de tubo gástrico sean permanentes. Sin unos hábitos alimentarios adquiridos de forma responsable por parte de nuestro equipo de nutricionistas, el paciente sólo habrá recorrido la mitad del camino.