Seis razones por las que no debes elegir una clínica estética ‘low cost’

Seis razones por las que no debes elegir una clínica estética ‘low cost’

Rate this post

Lo barato, sale caro. Es la reflexión que resume los motivos por los que no debes mirar sólo el precio cuando buscas un tratamiento o una operación estética. Tanto la cirugía plástica como la medicina estética son áreas que llevan años de especialización. Además, la puesta en marcha una clínica estética implica unos altos costes para garantizar el estándar máximo de seguridad para todos los usuarios y pacientes. Pero lo más importante de todo es los retoques estéticos de cualquier magnitud son una cuestión de salud.

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) mantiene como permanente su discurso de alerta sobre el peligro de algunas ofertas que ofrecen rebajas de hasta el 70% en cirugías de importancia. Hablamos de liposucciones o aumentos de pecho con precios bajos que implican, al mismo tiempo, unos bajos niveles de seguridad y calidad. Pero ¿Quién puede ofrecer este tipo de cantos de sirena? Especialistas no titulados o, lo que puede ser peor, estafadores que utilicen medios y materiales que carezcan de controles o estándares mínimos.

Podemos denominar clínicas ‘low cost’ a aquellos centros, o aparentes centros, que ofrecen servicios de cirugía o medicina estética a un coste alarmantemente bajo. Y no es una cosa menor, viendo la tendencia de crecimiento de intervenciones estéticas y tratamientos. Y aquí entra en juego la importancia que damos a nuestra imagen y al triunfo de canales como las redes sociales. En las redes sociales hemos descubierto el poder de los filtros de belleza para convertirnos en personas más jóvenes, más estilizadas y más idealizadas. Esta distorsión es, a menudo, ejerce tal influencia que llegue a ser deseada como realidad. Ahora que conoces más del contexto y la popularidad que están adoptando los retoques estéticos y que, como en otros aspectos de la vida, incluyen algunos riesgos, vamos a analizar más en detalle una serie de razones por las cuales no elegir nunca una clínica ‘low cost’.

No existe una garantía de la calidad de los tratamientos

Si te han ofreciendo un precio demasiado bajo para pasar por algún tratamiento o intervención estética quizás sea porque se han reducido los costes de otros aspectos. Unos aspectos que pueden ser de vital importancia, como la seguridad del espacio, la contratación de un profesional adecuadamente cualificado o la calidad en los materiales. La falta de inversión en todo lo necesario para llevar a cabo un tratamiento puede afectar altamente a los resultados. Pero que el resultado no sea el esperado puede ser el menos de los problemas, lo serio es que una mala praxis puede desembocar en un problema de salud.

En este punto, un llamamiento al paciente para que siempre revise con atención todo documento que tenga que firmar. Es común encontrar una letra pequeña donde se aclare que la clínica ‘low cost’ no se haga cargo de las posibles consecuencias del tratamiento y trate de eludir cualquier responsabilidad. Una clínica estética de calidad siempre ofrecen cláusulas razonables y, por encima de todo, invierten en la seguridad de los pacientes. Igualmente, tienen la capacidad de garantizar buenos resultados o de ofrecer un soporte en caso de que surja algún imprevisto..

Posibles engaños o fraudes económicos

Si una clínica estética destina precariedad a todo lo referente al paciente, quizás su interés no sea tanto el propio usuario. Es posible que entre sus pretensiones se encuentre conseguir el máximo rendimiento económico a costa de vender tratamientos a bajo coste, sin importar mucho las garantías del mismo. Acabamos de señalar que contar con estos negocios ‘low cost’ puede alejarte de los resultados deseados, pero también puede acarrearte un problema económico. Así que lo mejor es curarse en salud para evitar cualquier tipo de fraude. Las clínicas de medicina estética profesionales siempre informan a los usuarios tanto de los precios como de los métodos de pago. Igualmente, garantizan la realización de pagos seguros.

Trato inadecuado por parte de una clínica estética de bajo coste

Acudir a los servicios estéticos que ofertan sitios que no sean totalmente profesionales puede derivar en un trato inadecuado al paciente. Sólo un profesional acreditado puede atender correctamente al usuario que requiere pasar por una cirugía estética o un tratamiento. Del mismo modo, el auténtico profesional es el que conoce cuántas citas y con qué intervalo hay que tener, la mejor información pre y post tratamiento. En un centro de medicina o de cirugía estética que ofrece garantías, el buen trato al paciente es una máxima. Sus profesionales se encargarán de ofrecer toda la información correcta para el paciente. Igualmente, escogerán siempre la mejor opción para que el proceso se desarrolle correctamente y el resultado sea el deseado.

Diagnósticos erróneo

Cuando un usuario decide someterse a una operación de cirugía estética o a un tratamiento de medicina estética, es probable que, antes de hacerlo, el profesional necesite algo de información sobre cuestiones de salud del propio paciente. Cuando es una intervención, será necesaria la realización de diferentes pruebas, como la prueba de la anestesia, una analítica para comprobar que todos los niveles están en orden u otros controles como la presión arterial.

En estas pruebas previas pueden aparecer elementos que contraindiquen la cirugía. O puede darse el caso de que un paciente ya sea consciente de que posee algunas condiciones de salud por las que no está indicado cierto tratamiento. Si una persona accede a una acción contraindicada, pueden darse consecuencias fatales. Si un lugar con bajos precios no invierte en las pruebas previas al paciente, su salud puede verse sometida a un gran riesgo.

Mala calidad de los materiales

Alquilar o acondicionar un espacio estéril y desinfectado; herramientas quirúrgicas; anestesia; prótesis; medicamentos; equipos para desarrollar los tratamientos y otros para garantizar la seguridad del paciente… Estos son sólo algunos de los recursos con los que debe contar una clínica para poder desarrollar su labor con garantías y con seguridad. En los establecimientos ‘low cost’, para ofrecer grandes ofertas, deben reducir otros costes en materiales, sistemas o técnicas.

Pero no sólo se puede poner el peligro al paciente por no contar con la tecnología adecuada, también puede darse el riesgo de recibir el su cuerpo materiales de baja calidad. Algunos tratamientos requieren de implantes o rellenos como el bótox. Estos materiales o sustancias se introducen dentro del cuerpo y, si son de dudosa calidad, pueden provocar graves problemas de salud. Las clínicas de calidad conocen el riesgo y prefieren invertir en buenos recursos y materiales para que el resultado sea el mejor y el paciente esté seguro en todo momento.

Pasar más de una vez por el quirófano

Una parte del número de las operaciones de cirugía estética que se hacen es para corregir los errores de otras que se han realizado con anterioridad. Acudir a una clínica estética sin conocer si los profesionales están acreditados, sin estar seguro de que las instalaciones y materiales cumplen con todo lo necesario para garantizar la seguridad del paciente puede derivar en una proceso con resultados dudosos. Una operación o un tratamiento mal realizado puede necesitar correcciones después por parte de otros profesionales que sí ofrezcan garantías. Entonces, quizás un tratamiento barato implique un coste adicional sólo por el mero hecho de tener que pasar por otras correcciones.

Estas son sólo algunas de las cuestiones a tener en cuenta cuando se nos plantea la posibilidad de pasar por un tratamiento o una operación de cirugía estética. El menor de los problemas sea el posible fraude económico o el gasto adicional. La cuestión que no se puede desatender es la salud y, en estos asuntos, lo más aconsejable es no escatimar nunca. Acude sólo a centros de confianza, con profesionales acreditados y garantías de seguridad. No te dejes llevar por gangas si descubres que detrás de un bajo precio hay también una reducción de todo lo necesario para que la salud del paciente sea la prioridad.



Financiación

Para que puedas realizar tu tratamiento te proporcionamos diferentes fórmulas de pagos y financiación.

Primera consulta gratuita

En Salus Medical Clinic, te ofrecemos la primera consulta gratuita realizada por médicos especialistas.

Horario

Lunes a Viernes

09:30 a 14:30 y 16:30 a 21:00 horas

Sábados

Cerrado

Domingos

Cerrado