Todo lo que debes saber sobre la otoplastia

https://salusmc.com/images/tratamientos/cirugia-estetica/facial/salus-medical-clinic-otoplastia-despues.jpg>

La otoplastia es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se reposicionan las orejas prominentes. Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), es ideal para que las orejas tengan una apariencia más normal al estar pegadas a la cabeza.

Esta cirugía también está indicada o recomendada para aquellas personas que tienen las orejas muy grandes y desean reducir su tamaño considerablemente. Se puede realizar en niños y adolescentes –entre 4 y 14 años- y también en adultos, y no representa un riesgo para la salud o la vida.

¿Cómo se realiza la otoplastia?

Cuando se desean operar las orejas despegadas, separadas, en asa o de sopillo, el cirujano plástico puede guiarse por métodos como el Converse, Stentrom y Pitanguy para hacer una incisión por detrás de la oreja con la finalidad de exponer y remodelar el cartílago.

Sin embargo, estos métodos tradicionales han sido reemplazados en muchos casos por unas técnicas menos invasivas que no suponen la realización de incisiones, sino de suturas permanentes detrás de la oreja y bajo la piel para que esta adopte su nueva forma.

Ahora, en el supuesto de que se quiera tratar la ausencia total de la oreja con esta intervención, es muy común que el especialista se guíe por la técnica de Brent. Esta se refiere a cuatro tiempos quirúrgicos en los cuales se procede a recuperar la oreja a lo largo de 2 años.

Otra deformidad que puede tratarse con esta cirugía estética de orejas es la híper proyección de las mismas debido a la ausencia del hélix –ubicado en la boca del oído, específicamente en el área central de la oreja- o el antihélix o pabellón auricular.

¿Quiénes pueden someterse a una otoplastia?

Niños, adolescentes y adultos son buenos candidatos para esta cirugía. Lo más recomendable es que se practique a temprana edad, partiendo de la premisa de que ya a los 4 años las orejas han crecido por completo, es decir, que ya han alcanzado su tamaño y no crecerán más.

Entonces someter a los pacientes a esta corrección estética lo más pronto posible es recomendable para evitar problemas de autoestima, rechazo, o burlas de otras personas sobre la apariencia de sus orejas.

En este sentido los cirujanos tienden a recomendarle a los padres durante la consulta inicial que observen el comportamiento y la actitud del niño en relación a sus orejas grandes, alzadas o prominentes.

¿Por qué? pues porque lo ideal es que la otoplastia se lleve a cabo únicamente si el niño se siente afectado, abrumado o incómodo por como lucen sus orejas. De lo contrario es contraproducente que le insistan para que se someta a la operación, debido a que hasta ese momento sus orejas no representan molestias, angustias o ansiedad alguna para el pequeño.

¿Cómo es el post operatorio?

La recuperación de una otoplastia suele ser bastante tranquila para el paciente. Destaca que la mayoría de los intervenidos no suelen experimentar dolor, pero deben tener paciencia puesto que el tiempo de recuperación recomendado es de 6 semanas.

Por lo regular los menores son quienes deben guardar mayor reposo –una semana aproximadamente-, mientras que los adultos pueden reanudar su rutina y sus actividades tras unos pocos días de haberse sometido al procedimiento.

Pero lo bueno es que los resultados se notan inmediatamente, luego de que el cirujano remueve el vendaje en el tiempo indicado.

Riesgos de la otoplastia

En realidad esta cirugía estética es una de las más seguras, o mejor dicho, menos riesgosas en la actualidad. No obstante es necesario mencionar que al tratarse de una intervención quirúrgica pudiesen presentarse efectos secundarios como los que se detallan a continuación:

  • - Dolor en la zona intervenida
  • - Hematomas
  • - Cierto grado de entumecimiento
  • - Comezón en el área
  • - Infección del cartílago que puede ocasionar un aumento del tejido cicatrizal de la oreja.

No todas las personas llegan a experimentar estos síntomas, pero en caso de que así sea tan solo deberán tomar los medicamentos recetados por el médico para contrarrestarlos de inmediato, como analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos para prevenir infecciones.

Pero estas molestias son mínimas y casi nunca suponen una complicación mayor que amerite que el paciente retorne al consultorio antes de lo planeado.

Beneficios de la otoplastia

Algunos de los beneficios asociados a la realización de esta cirugía estética de orejas contemplan:

  • - La corrección de orejas dobladas, ahuecadas o de gran tamaño
  • - El mejoramiento de la autoestima de los pacientes debido a que la otoplastia hace que sus orejas luzcan normales o tengan una mejor apariencia, y esto sin duda mejora la confianza en ellos mismos, les da mayor seguridad y así llegan a sentirse cómodos en su propia piel.
  • - La suavización de las facciones del rostro; todo luce más proporcionado y equilibrado y esto le suma atractivo al mismo.

Preguntas frecuentes

¿Hay límite de edad para someterse a una otoplastia?

Sí. Aunque la cirugía puede ser realizada por niños y adultos, lo ideal es que los pacientes tengan 4 años o más. En pequeños menores a 4 años no está indicado ni recomendado este procedimiento.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

Por lo general a los niños se les coloca anestesia general, pero a los más grandes y a los adultos se les coloca anestesia local, es decir que están despiertos durante la cirugía pero no sienten ningún dolor o incomodidad.

¿Cuánto tiempo dura la otoplastia?

Esta intervención dura entre 2 y 3 horas aproximadamente, aunque si se trata de un caso o una deformidad más compleja puede durar un poco más.

¿La otoplastia deja una cicatriz?

Sí. Cuando se usan métodos tradicionales queda una pequeña cicatriz, pero esta no se nota puesto que la incisión se realiza detrás de la oreja. Además es mínima o prácticamente invisible.

¿Cuánto dura la recuperación?

Los adultos pueden volver a sus trabajos, clases, o actividades regulares a los 5 días de haberse sometido al procedimiento, mientras que los más pequeños deben retomar su rutina a la semana de haber sido operados.

¿Se requiere hospitalización?

En algunos casos puede ser apropiado que el paciente permanezca bajo supervisión médica la noche de la cirugía, pero la mayoría de los niños y adultos suelen ser dados de alta a las pocas horas de haberse recuperado totalmente de la anestesia.

¿Se deben usar vendas tras la operación?

Sí. El cirujano colocará un vendaje para modelar las orejas y propiciar que se curen en la posición correcta. Esta venda es removida a los 7 días de la intervención para quitar los puntos, y es sustituida por una cinta elástica que el paciente deberá usar durante 2 semanas, con el propósito de que las orejas no se plieguen hacia adelante mientras duerme.

¿Cuándo se puede ver el resultado?

El resultado puede notarse inmediatamente tras la remoción del vendaje; proceso que solo puede realizar el cirujano. Bajo ningún motivo o circunstancia el paciente puede hacerlo por sí mismo ya que siempre es necesario seguir las indicaciones del especialista para evitar complicaciones post operatorias.

¿El resultado es permanente?

Sí. El resultado de la otoplastia es completamente permanente. Los retoques solo serán necesarios si se producen complicaciones cutáneas o del cartílago, pero estas son realmente excepcionales.

¿Cuál es el precio de la otoplastia?

El precio de la cirugía variará en función de la deformidad o condición de la oreja a ser tratada, de su extensión, experiencia del cirujano plástico y otros factores inherentes al centro donde se realice. Solicita una cita gratuita en nuestra clínica de cirugía estética y valoraremos el precio de la rinoplastia.

Visita nuestra clínica de cirugía estética en Granada.