Micropigmentación de Labios

https://salusmc.com/images/tratamientos/micropigmentacion/salus-medical-clinic-micropigmentacion-labios-despues.jpg

La micropigmentación en la zona de los labios, es una técnica muy utilizada a día de hoy, debido a la necesidad para muchas mujeres de lucir unos labios perfectos.

Una de las razones por las que cada día más mujeres optan por la micropigmentación en esta zona, es sin duda, evitar el maquillaje a diario, ya que una vez terminado el tratamiento permite lucir un maquillaje intacto las 24 horas del día.

Sin embargo, hay mujeres que recurren a esta técnica para corregir facciones, disimular cicatrices o manchas en su piel, sin tener que someterse a una cirugía estética.

Procedimiento:

Una vez que el cliente viene a nuestra clínica Salus Medical Clinic, se realiza una prueba de tolerancia, es decir, se comprueba si el paciente es compatible con los pigmentos que se van a utilizar más tarde en el tratamiento. Con esta prueba se evita que el cliente experimente cualquier tipo de reacción alérgica al pigmento.

A continuación, se lleva a cabo una prueba de diseño, para ver cuál es el diseño más favorecedor y satisfactorio para el rostro de nuestro cliente.

Diferentes técnicas:

Dependiendo del resultado que se quiera obtener

  • Embellecimiento de labios: para conseguir unos labios maquillados de forma natural y perfecta en el día a día.
  • Aumento de contorno labial: para tener una mayor definición del labio, es decir, unos labios más gruesos y carnosos.>
  • Corrección de labios: cuando no hay una buena asimetría se puede reconstruir el dibujo de los labios. Además, corregir pequeñas imperfecciones, cicatrices, quemaduras, etc...

Duración del tratamiento:

La zona que se ha trabajado debe retocarse en unos años, el periodo aproximadamente comprende entre 2 y 4 años, debido a que la micropigmentación no dure para siempre.

Después del tratamiento:

Al terminar el tratamiento se produce una inflamación en la zona donde se ha trabajado, pero desaparece pasados unos días.

El proceso de cicatrización es aproximadamente de unas 3 semanas.

Es aconsejable que al menos durante los 7 días posteriores, se mantengan una serie de cuidados para evitar cualquier alteración y así conseguir una buena cicatrización.

Resultados:

El resultado después del tratamiento es un maquillaje permanente, al principio el color es muy intenso, pero después de la cicatrización el color se suaviza y es más uniforme.