Mesoplastia de plasma rico en factores de crecimiento

https://salusmc.com/images/tratamientos/medicina-estetica/facial/salus-medical-clinic-mesoplastia-despues.jpg

¿Sabes qué es la mesoplastia de plasma rico en factores de crecimiento? Aunque el nombre suena muy complejo, en realidad se trata de una técnica que consiste en una pequeña extracción sanguínea que se centrifuga con el fin de separar las plaquetas y el resto de células.

El suero que se obtiene es rico en factores de crecimiento, potencia la multiplicación de células sanas, la desinflamación y la estimulación celular. Una combinación muy potente que ayuda a retrasar el envejecimiento de la piel.

Hay que señalar que es un procedimiento que no produce alergias ni rechazos, ya que se utiliza la sangre del propio paciente. Además, no tiene secuelas ni necesita post-tratamiento ni hospitalización.

¿En qué consiste el tratamiento de mesoplastia con plasma rico en factores de crecimiento?

El tratamiento consiste en micro inyecciones a nivel intradérmico. Las zonas o la profundidad de las inyecciones dependerá de la patología que se quiere tratar o del efecto que buscamos. Podemos destacar 4 pasos:

  1. Anestesia: Se limpia la zona y se aplica crema anestésica alrededor de 30 minutos antes de la intervención.

  2. Extracción de la sangre: Este es uno de los pasos más importantes de la mesoplastia. Se suele elegir el antebrazo por la facilidad de extracción y es similar a un análisis de sangre corriente.

  3. Centrifugado: Se coge la muestra de sangre del paciente y se centrifuga para separar las plaquetas del resto de células. En este paso es cuando obtenemos el plasma rico en factores de crecimiento.

  4. Aplicación del PRP: El último paso consiste en la aplicación de las micro inyecciones. Es normal que aparezcan pequeñas rojeces que desaparecen solas con el tiempo.

La duración estimada del tratamiento es de 45 minutos.

Resultados de la mesoplastia

Los beneficios del plasma rico en factores de crecimiento son muchos, siendo los más destacados:

  • Mejora la textura de la piel
  • Mayor luminosidad
  • Disminuye la cantidad y el tamaño de los poros
  • Ayuda a sintetizar nuevo colágeno
  • Aspecto saludable en la piel
  • Retrasa el envejecimiento cutáneo