Cómo elegir entre liposucción y lipoescultura

https://salusmc.com/images/tratamientos/cirugia-estetica/corporal/salus-medical-clinic-liposuccion-despues.jpg

Cuando de reducir medidas se trata, una de las grandes interrogantes es la viabilidad entre la liposucción y lipoescultura. Ambas no representan exactamente lo mismo, por eso es importante comprender las implicaciones que cada uno de estos procedimientos quirúrgicos conlleva y seleccionar cuál se adapta más a lo que se requiere.

La amplia demanda de los servicios de liposucción y lipoescultura han venido creciendo notablemente en los últimos años debido a que los cuidados físicos y la estética son temas que ha cobrado fuerza en la sociedad moderna.  Inclusive la buena presencia y gozar de una figura de ensueño ha sido determinante hasta para el éxito profesional de algunas personas.

Aunque al principio las intervenciones quirúrgicas de liposucción y lipoescultura eran más comunes en las féminas, en los tiempos modernos esto ha cambiado.

Ya no se establece un patrón único en cuanto a la demanda de la cirugía en hombres o en mujeres. Pues es complicado determinar qué género solicita más la intervención. Factores como la metrosexualidad han incidido en que los hombres apelen más a este tipo de procedimientos.

Diferencias entre la liposucción y lipoescultura

Conocer las diferencias entre una liposucción y lipoescultura es determinante a la hora de elegir cuál es el procedimiento que más se ajusta a las necesidades de cada persona.

Aunque hay quienes incurren en el error de asumir la liposucción y lipoescultura como un término unificado, la realidad es que poseen una diferencia, la cual tiene que ver directamente con el uso de la grasa extraída del cuerpo.

En el caso de la liposucción es un procedimiento quirúrgico para la extracción de la grasa corporal, a través de unas incisiones pequeñas, en las que se conecta una cánula fina, que a su vez está enlazada a un dispositivo de aspiración.

Aunque en la lipoescultura el procedimiento es similar, la gran diferencia está en el empleo de la grasa que de allí se extrae para dar más volumen y forma a otras partes del cuerpo, es decir, la grasa que se extrae, por ejemplo, del abdomen sirve para aumentar el tamaño de los glúteos.

Sumado a ello la lipoescultura supone además de la succión de la grasa, el retiro a través de incisiones de gran tamaño de porciones de piel estirada o sobrante. Por ejemplo, si posees mucha grasa en el área abdominal, además de retirar la grasa, este procedimiento incluye el corte de la piel que luego de la extracción, sobre.

Es importante tener en cuenta que en la liposucción y lipoescultura se emplean cánulas (aguja conectada a una manguera) que están dispuestas en una máquina de extracción. Sin embargo, como en el caso de la lipoescultura la grasa se usa para tonificar otras partes del cuerpo, las cánulas a emplear son especiales para tal fin.

Inclusive el método de succión de la grasa no es igual, pues en el de la liposucción la aspiración es mucho más potente que en el de la lipoescultura en el que la presión es menor.

El postoperatorio de la liposucción y lipoescultura

Otro elemento importante a tener en cuenta a la hora de decidir entre una liposucción y lipoescultura es el proceso postoperatorio de cada intervención quirúrgica. Ya que, no en ambos se requiere del mismo cuidado y la recuperación puede resultar más rápida en uno que en otro.

Cuando se trata de una liposucción las incisiones son de poca extensión, la recuperación suele ser rápida y el dolor al cual se someterá el paciente luego de la intervención no es tan intenso. Además debe usarse una faja médica, para moldear y mantener la figura deseada, cuyo lapso de uso es determinado por el cirujano tratante.

En el caso de la lipoescultura el postoperatorio es un poco más delicado, pues es tratar dos o más intervenciones en una: bien sea porque la grasa la empleas en otra parte del cuerpo, o porque la incisión puede ser mucho mayor en caso de que se retire un amplio trozo de piel. Por cualquiera de las dos razones, el dolor puede ser un poco más intenso y al igual que la liposucción se debe emplear una faja médica.

Efectividad entre la liposucción y lipoescultura

La efectividad en ambas cirugías es probablemente uno de los principales factores que inciden en la decisión del paciente sobre a cual debe someterse. En principio hay que dejar claro que en ambas el éxito de la intervención dependerá del cuidado del paciente en el postoperatorio.

Sin embargo, como en el caso de la lipoescultura se puede retirar piel, el resultado tiende a mantenerse más en el tiempo. En caso contrario, en la liposucción, quien no cuide la alimentación como se debe el resultado puede durar muy poco.

Mantener una dieta adecuada, hacer ejercicio, evitar los excesos en grasa; son algunas de las principales cosas que se deben tener en cuenta para que ambas cirugías funcionen.

En el proceso de curación, es importante comenzar a caminar tan pronto como sea posible, y así prevenir cualquier formación de trombos, aunque sin realizar movimientos o ejercicios bruscos. Los puntos se retiran normalmente entre los 5 y 10 días. La vuelta al trabajo dependerá de la magnitud de la operación. El hinchazón y los hematomas empiezan a desaparecer a partir del primer mes.

¿Qué partes del cuerpo pueden someterse a la intervención?

Los avances de la cirugía de liposucción y lipoescultura cada día sorprenden.  Aunque en sus inicios el abdomen era la principal área sometida a este procedimiento, ahora esto también ha cambiado.

El abdomen, la espalda, glúteos y  pecho son las zonas del cuerpo en las que más se practica la liposucción y lipoescultura.

El área del mentón, papada, muslos (exteriores e interiores) y brazos es donde solo la liposucción es practica, aquí la lipoescultura no es tan nada común.

Beneficios de la liposucción y lipoescultura

Dentro de los principales beneficios que ofrecen la liposucción y lipoescultura están:

  • Mejor estética física.
  • Tratamiento contra el linfedema, acumulación excesiva de líquido en los tejidos causando inflamación.
  • Tratamiento contra la lipodistrofia, grasa acumulada en una parte del cuerpo y pérdida de grasa en otra parte (deformidad).
  • Tratamiento contra los lipomas o tumores grasos benignos.
  • En caso de pérdida excesiva de peso, a través de estos métodos se puede eliminar la piel sobrante y mejorar la apariencia física.

Complicaciones de la liposucción y lipoescultura

Las intervenciones quirúrgicas estéticas además pueden suponer una serie de riesgos y complicaciones. Con respecto a la liposucción y lipoescultura algunas de las principales complicaciones que pueden presentarse son:

  • Sangrado excesivo, hemorragia. Uno de los principales riesgos que se corre en la liposucción y lipoescultura es padecer de un sangrado excesivo o hemorragia, tanto durante como después de la intervención. Esto debe tratarse inmediatamente, pues inclusive puede ocasionar la muerte del paciente.
  • Infecciones. Dependiendo del grado de salubridad con el que se realice la intervención y del cuidado postoperatorio del paciente, se pueden generar focos de infección. Éstos pueden controlarse con un adecuado tratamiento.
  • La cicatrización. La piel no es igual en todas las personas, hay quienes cuentan con un proceso de cicatrización muy bueno y esto no resulta un problema. Sin embargo, hay quienes cuyo proceso de cicatrización no es nada favorable y la intervención puede terminar ocasionando daños estéticos a la piel de la persona. Para ello lo ideal es procurar hacerse previamente las pruebas requeridas y tomar las precauciones en este caso.
  • Problemas pulmonares. Una de las complicaciones serias que se puede presentar con la liposucción y lipoescultura es el síndrome de embolismo graso. Éste sucede cuando algunas porciones o gotas de grasa quedan atrapadas en la región pulmonar, ocasionando obstrucción respiratoria. Este es uno de los riesgos que ha ocasionado más muertes con estas intervenciones.

Antes de la cirugía qué se debe considerar

Previo a la cirugía de liposucción y lipoescultura existen ciertos aspectos importantes que debes cuidar:

  • Selección adecuada del cirujano: esto es de suma importancia para lograr obtener los resultados deseados. Elegir a un profesional en la materia, que esté certificado y que además cuente con cierto reconocimiento social es muy necesario para evitar caer en manos inescrupulosas que pongan en riesgo la vida del paciente.
  • Condición de salud del paciente: hay pacientes que poseen condiciones médicas especiales, que para evitar riesgos no deben someterse a este tipo de intervenciones. Por ejemplo, quien es un paciente diabético, cuya condición en la cicatrización es delicada, no es una persona apta para una liposucción y lipoescultura.
  • Implicaciones económicas: estos procedimientos, por lo general, requieren de cierta inversión en económica, en cuanto al costo de la intervención, los implementos a usar luego de la operación. Por esta razón es muy importante hacerse de un acertado presupuesto que incluya todo lo requerido para que el procedimiento sea todo un éxito.

Preparación previa a la cirugía

No se puede cometer el error de creer que solo hay que disponer de un día y un cirujano para someterse a una liposucción y lipoescultura. Lo primero a realizar, una vez que se decidió el procedimiento a seguir, es la evaluación del paciente.

Exámenes sobre la condición cardiovascular, pulmonar y demás valores es imprescindible para que la  intervención se realice sin ningún contratiempo.

Alerta contra los centros estéticos clandestinos

El establecimiento de centros estéticos clandestinos ha tomado fuerza en los últimos años. Esto debido a la necesidad, en muchas sociedades económicamente afectadas, de generar grandes cantidades de ganancias con actividades ilícitas.

La práctica clandestina de intervenciones quirúrgicas, como la liposucción y lipoescultura no escapa de esta realidad. Por esta razón es muy importante que la hora de decidir someterse a un procedimiento de este tipo, se debe verificar la respectiva certificación del centro estético con el cual se contratará este servicio.

No hacerse eco de mitos

Muchos apelan a los consejos de quienes ya han pasado por el proceso, pero cuando de intervenciones se trata no todo está dicho. En el caso específico de la liposucción y lipoescultura lo ideal es tener claro el procedimiento en cada una de estas intervenciones, elegir al mejor profesional o cirujano para tal fin y cuidar detalles como la evaluación previa y el cuidado postoperatorio.