Liposucción

https://salusmc.com/images/tratamientos/cirugia-estetica/corporal/salus-medical-clinic-liposuccion-despues.jpg

La liposucción, también conocida como lipoescultura, es una técnica quirúrgica utilizada para eliminar depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo. La liposucción no es un sustituto a la pérdida de peso, sino un método para retirar acúmulos localizados de grasa que no responden ni a la dieta ni al ejercicio.

Público objetivo de una liposucción:

Aquellas personas que poseen un peso relativamente normal pero que tienen acúmulos de grasa en áreas localizadas. Lo más importante para obtener un contorno final óptimo es tener un piel firme y elástica (la piel que "cuelga" no se redistribuirá sobre el nuevo contorno corporal y podría requerir algún procedimiento quirúrgico adicional para eliminar el exceso de piel).

La liposucción no está recomendada si se ha tenido una cirugía reciente en la zona a tratar, si se tiene mala circulación en esa zona o si se padecen problemas cardiacos o respiratorios.

La cirugía

Si la cantidad de grasa que se va a eliminar no es muy grande, se realiza con anestesia local más sedación. Si la liposucción se va a realizar en zonas grandes o tratar varias áreas distintas, se emplea anestesia general.

Una liposucción suele durar entre 1 y 2 horas. Inicialmente, se realiza una pequeña incisión, para poder introducir un tubo denominado cánula de liposucción. El otro extremo de esta cánula se une a una máquina que produce vacío o a una jeringa especial. El cirujano mueve la cánula entre los depósitos grasos situados bajo la piel, rompiendo la grasa y succionándola.

Cuidados posteriores

Tras la cirugía se colocan tubos de drenaje bajo la piel durante 2 ó 3 días para evitar que se acumulen fluidos. Se coloca una faja, medias o vendaje elástico sobre la zona tratada para controlar la hinchazón, el sangrado y también ayudar a la piel a adaptarse al nuevo contorno. Suele ser necesario llevarlo durante 2 ó 3 semanas. Las áreas tratadas después del tratamiento estarán hinchadas y con hematomas.

En el proceso de curación, es importante comenzar a caminar tan pronto como sea posible, y así prevenir cualquier formación de trombos, aunque sin realizar movimientos o ejercicios bruscos. Los puntos se retiran normalmente entre los 5 y 10 días. La vuelta al trabajo dependerá de la magnitud de la operación. El hinchazón y los hematomas empiezan a desaparecer a partir del primer mes.

Resultados

La liposucción es una técnica muy efectiva para proporcionar un nuevo contorno corporal con cicatrices mínimas. Los resultados pueden ser permanentes, siempre y cuando mantenga una dieta adecuada y practique ejercicio periódicamente.