Lifting Muslos-Brazos

https://salusmc.com/images/tratamientos/cirugia-estetica/corporal/salus-medical-clinic-lifting-muslos-brazos-despues.jpg

Con el paso del tiempo, el sol y el estrés, la piel se arruga y pierde tonicidad. Sin embargo, la medicina ha evolucionado para combatir este problema. ¿Qué es? El lifting es un procedimiento quirúrgico que se realiza tensando los músculos de la zona a afectada y rellenando la piel. Existe la posibilidad de realizar lifting corporal, usado por ejemplo para mejorar el aspecto de los muslos, las piernas o el abdomen y el lifting facial, que actúa sobre cara y cuello.

Público objetivo de un lifting

El lifting está indicado tanto para hombres como para mujeres que notan que su piel empieza a caer. Normalmente, los pacientes suelen tener entre 40 y 70 años, aunque el procedimiento tiene también excelentes resultados en personas de edades más avanzadas.

La cirugía

Existe una fase previa a la intervención en la cual el médico cirujano valora qué tipo de procedimiento seguir. También se evalúa el estado de salud del paciente, su capacidad de cicatrización, la presión arterial y otros aspectos relevantes.

Una vez definida la fecha de la intervención, el paciente podrá prepararse para ella, siguiendo los consejos de alimentación que el especialista le indique.

La cirugía se realiza siempre en una clínica u hospital preparado para ello y bajo los efectos de la anestesia local o general, de acuerdo a la complejidad de la operación. El paciente debe tener en cuenta que permanecerá en el centro médico una noche tras la cirugía.

Los aspectos comunes a todos ellos son: se planea con detenimiento la cantidad de piel y grasa sobrantes en cada zona. En el caso de los glúteos se debe tomar nota del exceso de piel, grasa y de cuanto hay que elevarlo. Normalmente se planea con anticipación la situación de las cicatrices finales para que estén escondidas en la ingle, glúteos, debajo de la ropa interior o bañadores. Se realiza primero Liposucción de la zona a tratar o de las vecinas si es necesario (cintura, cara interna de muslos, glúteos, rodillas, etc.). Posteriormente se extirpa la piel y grasa sobrantes, tensando posteriormente la piel y cerrando las heridas. Al terminar la operación se coloca un vendaje o una faja de compresión. Normalmente se colocan drenajes.

Salvo casos muy especiales, es muy habitual que se realicen varias técnicas simultáneamente y asociadas a su vez a una abdominoplastia ya que el prototipo de paciente que se somete a estas operaciones es el que ha perdido mucho peso o presenta una flaccidez extrema en la piel. La combinación de tres o más procedimientos normalmente exige que el paciente done sangre antes de su operación; la sangre donada le será autotransfundida durante o después de la operación.

Cuidados posteriores

Tras la cirugía no suelen presentarse molestias. A veces, es posible sentir algunas zonas un poco adormecidas, pero la sensación no dura más de un par de semanas. También cabe la posibilidad de sentir hinchazón y ver algunos moretones. Esto es absolutamente normal y pasa a las pocas semanas.

Los vendajes y tubos de drenaje se retiran antes de una semana y, a continuación, solo se recomienda tener algunos días de reposo.

Es importante que el paciente sea cuidadoso con el cabello y la cara y es también recomendable no tomar el sol y evitar hacer ejercicios demasiado exigentes tras el lifting.

Resultados

Los resultados son bastante satisfactorios y los pacientes suelen sentirse felices tras la operación, si bien cabe aclarar que el resultado no es inmediato, ya que la piel debe deshincharse para poder apreciar el resultado final.

Lo que a veces preocupa a los interesados en el lifting son las cicatrices. Sin embargo, estas se disimulan tras el cabello y poco a poco van desapareciendo.

Si bien no existe una tecnología capaz de parar el tiempo, el lifting consigue hacer que las personas aparenten ser hasta 10 años más jóvenes. Los resultados son duraderos y la intervención es sencilla y, por ello, se trata de una decisión segura y muy beneficiosa.