By-Pass Gástrico

by-pass gastrico, Salus Medical Clinic Granada

El by pass gástrico es un procedimiento en el que se combina la reducción del estómago y la conexión del estómago con una parte del intestino delgado, llamado yeyuno, donde la absorción de nutrientes es más reducida.

Cuando se le realiza un by pass a un paciente, es estrictamente necesario acompañar este tratamiento con una dieta específica y con el aumento del ejercicio físico. Porque, a pesar de que el by pass está diseñado para personas que no han conseguido bajar de peso mediante la alimentación y el deporte, un cambio en los hábitos de vida es necesario para mejorar el bienestar del paciente.

¿Cómo funciona el by pass gástrico?

La intervención de by pass se realiza por laparoscopia, lo que se traduce en una recuperación mucho mayor que si fuera una intervención tradicional. La idea del by pass gástrico es dejar el estómago con una capacidad de 15 a 30 ml, lo que hará que el paciente tenga sensación de saciedad y se llene en seguida, reduciendo la ingesta de alimentos.

Además, durante el by pass gástrico se desconecta el estómago de la primera parte del intestino delgado y se vuelve a conectar en una zona posterior donde la absorción de alimentos es menor.

Este procedimiento de dos partes hace que el by pass ayude a bajar de peso de forma continuada y rápida. El by pass requiere anestesia general y la recuperación en el hospital puede ir de 3 a 5 días.

Resultados del by pass gástrico

Los resultados del by pass son inmediatos y la pérdida de peso comienza desde el primer día. No obstante, desde Salus Medical Clinic se insiste a los pacientes sobre la importancia de completar el tratamiento con nuevos hábitos en la alimentación, así como seguir controles con un especialista durante los años posteriores a la intervención.

Además, otro de los beneficios del by pass es que, al bajar de peso de forma acentuada, muchas personas que antes no podían casi moverse con soltura podrán realizar deporte y andar sin el esfuerzo añadido del sobrepeso.