¡ESCRÍBENOS!

Hilos tensores, la revolución contra la flacidez

hilos tensores

Los hilos tensores se están posicionando como uno de los tratamientos más importantes a la hora de combatir la flacidez. Y es que, seamos sinceros, a nadie le gusta el paso del tiempo y los efectos que suele tener en nuestro organismo. No sólo aparecen problemas de salud, sino que a nivel estético entramos en una espiral de decadencia a partir de los 40 años que parece imparable a todos los efectos.

 Pero, ¿qué son los hilos tensores? ¿Cómo funciona el tratamiento con hilos tensores?

Para ponernos en contexto, lo primero que hay que señalar es que los hilos tensores son una sustancia biológica que se reabsorbe en el cuerpo con el paso del tiempo, normalmente a los 6 meses. No producen alergias y tienen la capacidad de eliminar la flacidez de forma rápida e indolora. De hecho, incluso se utilizan en intervenciones de corazón o para hacer suturas.

El funcionamiento del tratamiento de hilos tensores en sencillo, se colocan los hilos con la ayuda de una aguja-cánula y se construye una malla de hebras que sujetan el tejido. Además, otro de los efectos que tiene es que durante la absorción se potencia la producción natural de colágeno en esa zona.

 ¿Se puede hacer un tratamiento de hilos tensores en Granada?

La respuesta es sí. En Salus Medical Clinic tenemos un equipo de profesionales médicos expertos en esta técnica de medicina estética y, además, con una amplia experiencia adquirida a lo largo de los años.

Es un tratamiento que no requiere hospitalización y cuyos beneficios se notan al instante. Realizar una intervención para aplicar hilos tensores en Granada nos permite poder seguir con nuestra vida diaria, acudir al trabajo y no tener que viajar a otra ciudad y pedir vacaciones. Uno de los pilares fundamentales sobre los que se construyó el proyecto de Salus Medical Clinic fue el de llevar a Granada los mejores tratamientos estéticos que, tradicionalmente, sólo podían encontrarse en las grandes ciudades.

La duración del tratamiento de hilos tensores es de aproximadamente 12 a 18 meses y, como es normal, dependerá en gran medida del tipo de piel del paciente, su estilo de vida y la edad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros productos, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies